La temporada de la trucha se adelanta para el cormorán

Los pescadores se quejan de los estragos que causa en el Cabe


monforte / la voz

Queda más de un mes por delante para la apertura de una nueva temporada de pesca. Los que la practican con caña tendrán que esperar, pero otros están ya en plena faena. Con la llegada del invierno, la habitual colonia de cormorán grande se ha instalado en la zona urbana del Cabe. Y no les vale cualquier tramo. Buscan zonas vedadas o de pesca sin muerte, donde la abundancia de peces es mucho mayor. Para los pescadores, esta ave se ha convertido en una verdadera plaga para los ríos trucheros.

«De poco vale proteger tramos de río para conservar la pesca si no se toma algún tipo de medidas con las especies invasoras», apunta el presidente de la sociedad de pesca Val de Lemos, Roberto Martínez.

Los técnicos de la administración tienden a minimizar la incidencia del cormorán sobre las poblaciones de salmónidos. Por el contrario, los pescadores aseguran que su dieta diaria tiene una incidencia determinante en los tramos en los que se asienta. Uno de ellos es el vedado de pesca situado tramo urbano del Cabe, donde es fácil verlo a cualquier hora sumergiéndose en el río en busca de comida.

La presencia de esta ave en los ríos de la zona es relativamente reciente. Pero de un tiempo a esta parte los cormoranes acuden puntualmente a los ríos del sur lucense coincidiendo con los primeros temporales del invierno. En el embalse de Miño se ven estos días verdaderas bandadas. En el río Cabe se han detectado incluso en tramos altos próximos a su nacimiento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La temporada de la trucha se adelanta para el cormorán