La Cata Patrimonio elige por vez primera el mejor rosado

Baja el número de tintos y blancos del 2017 porque muchas bodegas vendieron toda la cosecha


MONFORTE / LA VOZ

Hay 141 vinos inscritos para la Cata Patrimonio Ribeira Sacra. Es la segunda participación más alta en las cinco ediciones del concurso. Los organizadores daban por sentado que iba a ser difícil llegar a los 157 del pasado año. La explicación no deja de resultar llamativa. «Sabíamos que ía ser complicado repetir a participación da última edición porque este ano hai moitas adegas que xa non teñen viño a estas alturas», explica Xosé Ramón Martínez Mareque, gerente del Centro do Viño e impulsor de la cata. Como novedad, este año habrá por vez primera un premio para el mejor rosado de la denominación de origen.

Para poder participar en la cata, los vinos deben estar a la venta en la tienda del Centro do Viño da Ribeira Sacra. «Ninguna bodega sacó todavía vinos de esta cosecha y hay algunas que agotaron la anterior», apunta Luis Buitrón presidente de la Asociación Gallega de Enólogos, que colabora junto con el Ayuntamiento de Monforte en la organización del concurso.

La contribución de los enólogos resulta determinante. De los veintitrés integrantes del jurado, veintiuno son profesionales pertenecientes a la asociación. El sistema de cata, por lo demás, tiene otras particularidades. «Todos los catadores prueban y puntúan todos los vinos, algo que no suele suceder en todos los concursos», destaca Buitrón.

El orden, por sorteo

Se empieza por catar los tintos, y no los blancos, por su predominio en la denominación y entre los aspirantes a los premios de la cata. Y el orden de la degustación se fija previo sorteo. «Yo no lo creo, pero entre profesionales se dice que incluye mucho si los vinos se catan al principio o al final», dice el presidente de los enólogos.

En número de premios, por otro lado, no puede superar el veinticinco por ciento de los vinos inscritos. «Non queremos darlle premios a todo el mundo. Isto non é unha publicación das que reparten medallas de ouro para quedar ben con todas as adegas», detalla Mareque. Es uno de los motivos de que esta cata -señala- «sexa a máis importante hoxe en día das que se celebran na Ribeira Sacra».

Entre los vinos inscritos hay 61 tintos de la cosecha del 2018 y 46 con crianza en barrica o de otras añadas. Rosados solo compiten cuatro, que irán directamente a la final de este sábado. Para ellos, habrá un único premio igual que en la categoría de mágnums. En tintos y blancos los enólogos harán el viernes una selección previa de los finalistas.

La concejala Gloria Prada, presente en la presentación de ayer de la cata, destacó la importancia de estos premios para las ventas en vísperas de la campaña navideña. A algunas bodegas, parece que las pillará sin vino.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Cata Patrimonio elige por vez primera el mejor rosado