Un jabalí de 155 kilos anima la temporada de caza en Chantada

Este año se ponen a tiro menos piezas, pero hacía tiempo que no se abatí un ejemplar tan grande


CHANTADA / LA VOZ

Al menos hasta el pasado fin de semana, y por lo que a jabalíes se refiere, la temporada cinegética no había sido muy provechosa para los cazadores de Chantada. «Outros anos, por estas mesmas datas, levariamos case o dobre», dice Manuel Gotriz. El domingo, pese a todo, logró abatir un ejemplar de 155 kilos de peso. En su pandilla de caza, que lleva el nombre de Ribeira Sacra, llevan cuenta de varias piezas de récord. «Téñense matado de máis de 160 quilos, pero cada vez é máis difícil que cheguen a ese tamaño. Cázase mellor e hai máis medios», señala el presidente de la peña, José Antonio Telecher.

La batida en la que fue abatida este gran ejemplar se desarrolló en Podente, en Santo Tomé de Merlán, una zona situada por encima del embalse de Belesar en la que abundan las praderías. En medio de una de ellas, oculto en un pequeño matorral, estaba encamado el jabalí que abatió Manuel Gotriz. Se puso a tiro cuando trataba de huir adentrándose en una carballeira. «Onde hai castañas e landras hai xabaril», dice el cazador que acabó con su aventura.

La abundancia de soutos explica en parte la proliferación de jabalíes en Chantada, a pesar de que el monte no es tan abundante como en otros municipios del sur lucense. Pero no solo de castañas vive este animal. Esta cosecha hubo más daños que nunca en los maizales. En cierto modo, Manuel Gotriz ajustó cuentas el domingo. «Este ano igual estragaron cincocentos quilos», apunta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Un jabalí de 155 kilos anima la temporada de caza en Chantada