Ni Fraga ni 8 de Marzo, el tramo final de la ronda sigue sin nombre

La iniciativa del BNG seguirá la misma suerte que la que sacó adelante en su día el PP


MONFORTE / la voz

El BNG sacó adelante en el último pleno una moción para que el último tramo de la ronda urbana lleve el nombre de 8 de Marzo. Al igual que otras muchas propuestas que aprueba el pleno, terminará más que previsiblemente en un gesto político sin más consecuencias prácticas. En primer lugar, porque las mociones animan pero no obligan al gobierno a ejecutarlas. Y los responsables municipales dejaron claro en este mandato que no están por la labor de llevar a la práctica los programas de la oposición. Por si este no fuese un argumento concluyente, la iniciativa solo obtuvo el voto favorable de dos de los diecisiete concejales.

La moción del BNG fue apoyada por el concejal de esta formación y por la representante de Esperta Monforte. PSOE, PP y no adscritos optaron por la abstención. Ninguno de estos grupos tenía nada en contra de dedicar el tramo final de la ronda urbana a la fecha en la que se conmemora el día internacional de la mujer. Pero entienden que una decisión de esas características no debió ir a pleno sin un consenso previo. Los no adscritos sugieren además que sería mejor reconocer la trayectoria de alguna monfortina destacada dando su nombre a esa travesía.

Un mal precedente

En la recta final del anterior mandato, con Severino Rodríguez en la alcaldía, la corporación había llegado a un acuerdo para que ese tramo de la ronda urbana fuese dedicado a Manuel Fraga. La decisión resultó posible gracias a la abstención de una parte del grupo de gobierno del BNG, y de los concejales del PSOE que asistieron al polémico pleno. La tormenta política que desató el acuerdo -adoptado a instancias del PP- fue tal que el regidor tuvo que pedir disculpas públicamente. El acuerdo, por cierto, nunca llegó a ejecutarse.

La sombra de aquella polémica sobrevoló la última sesión plenaria, en la que se debatió la posibilidad de dar a esa travesía el nombre de 8 de Marzo. Los socialistas, ahora en el gobierno municipal, pasaron de puntillas sobre el debate. Pilar López, de los no adscritos, fue más explícita. «Coincido en que fai falta dignificar o papel das mulleres, e non sei se dicir ‘que sirva el pleno de ejemplo’. No caso da rolda urbana, penso que sería máis axeitado dedicarlla a unha muller en concreto», explica.

La portavoz del PP, Julia Rodríguez, pidió con insistencia en el pleno celebrado el pasado lunes que la propuesta del BNG quedase sobre la mesa. «Compartimos a necesidade de destacar e poñer en valor o papel das mulleres, pero que para facelo hai cousas mellores que recorrer a unha simple data. Non temos a convicción de que poñerlle 8 de Marzo sexa algo que destaque, porque para moita xente aínda non é unha data suficientemente coñecida», opina esta concejala.

El concejal del BNG Emilio Sánchez prefirió no aplazar la votación. «Se alguén non coñece a estas alturas o significado do 8 de Marzo, razón de máis para dalo a coñecer dándolle ese nome a ronda», afirma. Nadie preguntó en el pleno qué fue del acuerdo del 2012 que daba el nombre de Fraga al tramo final de la ronda. La propuesta del Bloque parece ir por el mismo camino.

La identificación de nuevas calles debe respetar un criterio de paridad

Desde abril del 2016, el criterio de paridad rige obligatoriamente en la asignación de nuevos nombres de calles en Monforte. La corporación local aprobó entonces por unanimidad una propuesta del PP que perseguía combatir las actitudes machistas también a la hora de dar forma al callejero urbano. Tras esa decisión, se procedió a adecuar la ordenanza municipal sobre denominación y rotulación de vías públicas. Traducido a la práctica, el acuerdo del pleno implica que si una calle recibe un nombre masculino la siguiente deberá estar dedicada a una mujer. Y viceversa.

La elección de nombres de calles no tiene carácter aleatorio. Uno de los apartados de la ordenanza municipal que está en vigor establece que tendrá prioridad «a denominación orixinaria, histórica ou tradicional», y que deberá buscarse mantener un carácter homogéneo para que existan «nomes similares nunha mesma zona».

El tramo inicial de la ronda urbana, que va de las proximidades del multiusos a la rotonda de la calle Chantada, lleva el nombre de la magistrada monfortina María Emilia Casas Baamonde, expresidenta del Tribunal Constitucional.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Ni Fraga ni 8 de Marzo, el tramo final de la ronda sigue sin nombre