El programa de conciliación familiar de Sober se estrena con 16 usuarios

El Ayuntamiento los atiende en el colegio fuera de la jornada lectiva


monforte / la voz

Un total de dieciséis escolares del colegio público de Sober estrenaron esta semana el servicio Concilia, un programa con el que este Ayuntamiento pretende facilitar la conciliación laboral y familiar a los padres con hijos en edad escolar. El Ayuntamiento se hace cargo de los usuarios de este servicio en el colegio antes y después de la jornada lectiva ordinaria.

Las familias que se acogen a esta posibilidad pueden dejar a sus hijos en el colegio antes de que empiecen las clases o recogerlos después de que terminen. Si prefieren aprovecharlo por la mañana, sus hijos disponen de atención desde las ocho menos cuarto a las nueve y media, hora a la que empiezan las clases en este colegio. En caso de que les vaya mejor retrasar la hora de recogida por la tarde, el horario en el que los niños se pueden quedar tras el final de las clases es de cuatro menos cuarto a cinco y media. Está disponible para estudiantes matriculados en cualquiera de los niveles de Primaria.

El Ayuntamiento proporciona para ese horario un profesional que atiende a los alumnos y se ocupa de programar juegos, y diferentes actividades de dibujo y de pintura, entre otras.

Con esta iniciativa, el Ayuntamiento de Sober pretende «servir de axuda ás familias que o precisen e que por motivos laborais ou doutro tipo queiran que os seus fillos poidan entrar antes ou saír máis tarde do colexio».

Este es el primer curso en el que está disponible este servicio municipal, así que había cierta expectación por ver cuál era la acogida que tenía entre las familias con hijos en este centro de educación primaria. A los responsables municipales les parece que la respuesta ha sido positiva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El programa de conciliación familiar de Sober se estrena con 16 usuarios