La bodega de Pantón del siglo XVI volverá a hacer vino y será visitable

Arranca la restauración tras la compra del antiguo monasterio por un empresario


MONFORTE / LA VOZ

La bodega del antiguo convento dominico de San Martiño de Pantón está siendo restaurada. Una estructura metálica hace de contrafuerte en una de las fachadas del viejo monasterio, junto a la que quedó instalada una grúa. El monasterio fue adquirido junto con los terrenos colindantes por el empresario originario de ese municipio Lorenzo López, propietario de una de las principales cadenas hoteleras de Canarias. La construcción vitícola de carácter histórico de mayor tamaño que se conserva en la Ribeira Sacra será rehabilitada respetando escrupulosamente su configuración original, indicaron los promotores del proyecto.

Los trabajos consistirán en la consolidación del edificio, que data del siglo XVI y está situado en las proximidades de Ferreira. El antiguo priorato esconde en su interior una bodega abovedada de grandes dimensiones y características únicas en Galicia. Según algunos especialistas pudo ser obra del cantero Pedro Rodríguez de Remberde, que en esa misma época levantó el puente viejo de Monforte.

El empresario que se hizo con la propiedad quiere que esta construcción vitícola sea visitable tras su restauración. También está previsto que en su interior se elabore el vino del viñedo que se plantará en la finca de cuarenta hectáreas anexa al convento. Al igual que en los terrenos que adquirió en Espasantes, se cultivarán variedades blancas.

En esta primera fase de las obras de restauración se busca devolver el conjunto de esta edificación histórica a su estado original. El conjunto de la propiedad salió en su día a la venta por un precio de 240.000 euros, pero el deterioro del viejo priorato había desanimado hasta ahora a los compradores. Una espectacular bóveda de cañón cubre la bodega en sus cuarenta metros de longitud. La anchura es de unos seis metros y alcanza los ocho metros de altura.

La construcción vitícola excavada en el monte de Piñeira también será rehabilitada

El empresario originario de Pantón Lorenzo López cerró a finales del pasado la compra de otra bodega monumental en la Ribeira Sacra. Se trata de una construcción vitícola excavada en el monte de Piñeira, próximo al casco urbano de Monforte, que al parecer perteneció en su día a los condes de Lemos. Al igual que en la de San Martiño, está previsto acondicionarla para que pueda ser aprovechada con vistas al enoturismo.

El proyecto para el que fueron adquiridas estas bodegas históricas es el más ambicioso que se llevó a cabo hasta la fecha en la Ribeira Sacra. Se completará con la plantación de viñedo de las cien hectáreas de terreno con las que se hizo este empresario en su municipio natal. En todas está previsto que se cultiven variedades blancas, mayoritariamente treixadura.

Las cepas ya fueron encargadas a un vivero leonés y serán plantadas la próxima primavera en los terrenos adquiridos para el nuevo proyecto. La mayor parte de las parcelas se encuentran en zonas donde el viñedo será mecanizable, con la salvedad de una zona en ladera situada en la ribera del Cabe en Espasantes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

La bodega de Pantón del siglo XVI volverá a hacer vino y será visitable