Más de 400.000 euros de ayudas sin gastar en las tres áreas de rehabilitación

La Xunta apremia a Monforte, Quiroga y Sober para evitar que se pierdan fondos


monforte / la voz

Nueva entrega de fondos para las áreas de rehabilitación integral. Las zonas ARI de Quiroga, Monforte y Sober se reparten cerca de medio millón de euros. El orden responde a su jerarquía en la distribución de las ayudas que dio a conocer ayer la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda. Quiroga manejará hasta el 2021 subvenciones por importe de 200.157 euros. Por su parte, Monforte y Sober dispondrán en ese mismo período de 186.159 y 109.050 euros, respectivamente. Pero la asignación de fondos no garantiza que vayan a gastarse íntegramente. Según datos de la Xunta, estas tres áreas de rehabilitación tienen pendientes de ejecución casi 400.000 euros del anterior convenio.

Monforte estuvo por debajo de Sober en la asignación de fondos para la rehabilitación de viviendas en los dos últimos convenios. Esta vez le gana la partida, pero no llega al volumen de ayudas de Quiroga. Los criterios de reparto tienen que ver más con el grado de ejecución de los convenios que con la propia dimensión de las zonas ARI. Quiroga solo tiene pendientes de ejecución 70.000 euros. En Monforte, por el contrario, la subvenciones concedidas con anterioridad que no se hicieron efectivas hasta la fecha superan los 120.000 euros.

Sober -única zona ARI de Galicia que abarca todo un término municipal- se lleva la palma en el reparto de fondos sin ejecutar. De acuerdo con los datos de la Xunta, en este caso las ayudas disponibles que aguardan por algún proyecto de rehabilitación ascienden a 240.000 euros.

«O reparto dos fondos dispoñibles responde, entre outras cuestións, á capacidade de execución demostrada por cada concello nos últimos anos», destaca la consellería del convenio 2018-2021. De este modo, cada zona ARI recibe «unha contía máis acorde coa xestión realizada».

Primar la eficiencia

Por este sistema de reparto aboga el Instituto Galego da Vivenda e Solo (IGVS), de cuyo presupuesto sale la aportación de la Xunta al convenio. Los fondos restantes proceden del Ministerio de Fomento, al que deben reintegrarse si no se gastan en la zona ARI de referencia. «A asignación de fondos que non van ser executados prexudica aos concellos máis eficientes e pode supoñer para Galicia a perda de fondos», dice la consellería.

Los proyectos en tramitación no computan para el IGVS, objetan los técnicos

Los datos de la oficina de rehabilitación de Monforte difieren radicalmente de las estimaciones de la Xunta sobre el volumen de ayudas a la zona ARI sin ejecutar. El servicio municipal que administra este programa calcula que quedan sin gastar en torno a 10.000 euros del último convenio. La discrepancia se explica, según la arquitecta Natalia Díaz, porque en el IGVS no computan como gasto «los proyectos que se encuentran en fase de trámite». La última asignación de fondos se formalizó en el 2017 y todavía podrán hacerse efectivos en el próximo ejercicio. «Vaise sacar unha última oferta para ver se esgotamos ese remanente», señala el alcalde, José Tomé.

La nueva Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, Ángeles Vázquez, desveló ayer durante una visita a Marín el reparto de fondos para el nuevo convenio con 69 zonas ARI de Galicia. Simultáneamente, el IGVS remitió a los ayuntamientos la información sobre las cantidades asignadas para el período 2018-2021. Antes de la firma del convenio, cada una de las áreas de rehabilitación deberá remitir a la Xunta una propuesta inicial de actuaciones.

Esta memoria no tiene que limitarse a recoger planes de rehabilitación de edificaciones de titularidad particular. El convenio está abierto a la financiación de obras de urbanización de espacios públicos en las zonas ARI. Tomé no descarta la inclusión de alguna reforma de estas características. Sobre la iniciativa privada, confía en que el plan especial de protección sea un revulsivo para la recuperación de viviendas al entrar en vigor.

Ribadeo recibe más dinero que todo el sur de Lugo

La zona ARI de Ribadeo es la que más fondos recibe de toda la provincia en el convenio 2018-2021, por encima incluso del casco viejo de Lugo. Al área de rehabilitación de la localidad de A Mariña se destinan 504.827 euros, frente a los 322.789 que corresponden a la capital provincial. Por detrás estaría Mondoñedo, con una asignación de 207.834 euros, ligeramente superior a la que corresponde a Quiroga. Monforte ocupa el cuarto lugar y Viveiro (158.725 euros) el quinto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Más de 400.000 euros de ayudas sin gastar en las tres áreas de rehabilitación