Las empresas de O Reboredo disponen por fin de fibra óptica

Al puerto seco llegó antes, pese a que todavía no hay ningún operador


MONFORTE / la voz

Las empresas asentadas en el polígono industrial de Monforte por fin disponen de fibra óptica. La puesta en marcha de la conexión a Internet por cable estaba prevista inicialmente para el 2017, pero la Xunta de Galicia tuvo que modificar los plazos en varias ocasiones. O Reboredo se beneficia ahora -en el mismo lote que los polígonos sarrianos de O Morelle y San Xulián de Veiga- del plan de banda ancha que impulsa la Axencia para a Modernización Tecnolóxica en colaborador con la empresa R.

En un primer momento, este operador realizó gestiones para llevar la fibra óptica a través de la tubería subterránea que discurre paralela a la carretera de la Diputación de Lugo que cruza el polígono monfortino. Descartada esta posibilidad, R llegó a un acuerdo con Fenosa para extender la red a través del tendido eléctrico. El plan de banda ancha llegó antes al puerto seco de Monforte, donde no hay ninguna empresa ni está previsto que se instalen a medio plazo.

Los empresarios O Reboredo venían reclamando desde hace tiempo mejoras para sacar a este polígono de su desfase tecnológico. La mayoría recurrieron hasta ahora a contratos con empresas especializadas en llevar banda ancha a zonas sin cobertura, aunque la conexión en ocasiones no era todo lo rápida que cabría desear. Una industria láctea no tuvo más remedio que costear la instalación de su propio cableado de fibra óptica.

El comienzo de las obras de la depuradora está pendiente de firmar el contrato

Las obras de ampliación de la capacidad de depuración de la planta de tratamiento de aguas residuales del polígono industrial de O Reboredo ya están adjudicadas. Comenzarán en cuanto se proceda a la firma del contrato, último trámite pendiente. Desde ese momento la empresa dispondrá de un mes para llevarlas a la práctica. Las reformas se realizarán, en su mayor parte, co cargo a una línea de ayudas de la Consellería de Economía, Emprego e Industria. Para cobrar la correspondiente subvención, el Ayuntamiento deberá justificar que estén acabadas antes del 31 de octubre.

La reforma consiste en la instalación de un nuevo sistema de tratamiento para las aguas residuales que generan las empresas, con lo que se mejorará significativamente la capacidad de depuración actual. Los episodios de contaminación en el Cabe, al que llegan los vertidos a través el arroyo Carboeiro, propiciaron un elevado número de sanciones al Ayuntamiento en los últimos años.

En el 2015 ya se intentó llevar a cabo el mismo proyecto de mejora de la capacidad de depuración. Las obras llegaron a contratarse, pero la adjudicación hubo de ser anulada ante la imposibilidad de terminarlas en plazo para cobrar la subvención.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las empresas de O Reboredo disponen por fin de fibra óptica