Alejandro mira hacia Taipei

El joven taekuondista monfortino prepara con intensidad su primer mundial


monforte / la voz

El joven taekuondista monfortino de la Escola Lucense, Alejandro Fernández Franjo, mira con ilusión el campeonato del mundo de Taipei. Después de certificar por la puerta grande -ganó cinco de las seis competiciones nacionales en las que participó- su clasificación para esta cita internacional, la joven promesa local intensificó su preparación para lo que será su bautismo mundial. Hay que recordar que Fernández estuvo en un Open europeo en la ciudad francesa de Lille, en el que ya presentó sus credenciales ante los técnicos y jueces internacionales.

Con tan solo 13 años y seis campeonatos de España en su palmarés, el joven deportista local explica cómo se encuentra a dos meses y medio para esta cita mundialista. «Estoy muy ilusionado y motivado. No tengo ninguna presión, porque el éxito ya es estar en un mundial. Es muy difícil llegar, y una vez que lo consigues, lo que tienes que hacer es disfrutar del momento y divertirte», indica Alejandro Fernández.

A pesar de su edad, el monfortino es todo un experto en finales de envergadura, circunstancia que hace que no se encuentre nervioso. «Llegar aquí no es flor de un día. Es el resultado de muchas horas de entrenamiento y de trabajo continuo. Si quieres llegar arriba y eres ambicioso tienes que sacrificar mucho tiempo libre, pero merece la pena, porque el resultado te reconforta», añade Fernández.

Los billetes en el bolsillo

Alejandro Fernández ya tiene el billete para viajar. El monfortino se desplazará con la selección española, y en el mismo avión irán sus padres y su hermana Diana, que con 10 años no quiere perderse este momento histórico y emotivo para su hermano. «Siempre está ahí y me anima mucho», asegura Fernández.

Serán un total de veintiuna horas de viaje, que no le asustan. «Me gusta mucho el avión. Iremos desde Madrid a Dubai, donde esperaremos cuatro horas a que salga el vuelo que nos llevará a Taipei. Nos vamos el 11 de noviembre», dice.

Alejandro no pierde el tiempo. Desde el mismo momento que supo que estaba clasificado para el mundial, la joven promesa se documentó sobre la ciudad en la que estará varios días. A la pregunta de si ya chapurrea algo de chino, el taekuondista señala: «Anduve buscando en el ordenador para ver cómo se dice hola en chino. Ahora ya lo sé y se dice Ni hao».

El joven taekuondista local se inició en este deporte con tan solo tres años. Le inspiró su padre, que practica artes marciales desde su adolescencia. A los cinco empezó a competir y con seis logró la medalla de plata en la copa Xunta.

No obstante, el momento más emotivo lo vivió con la consecución del campeonato de España, éxito que le llegó con tan solo siete años. A partir de ahí fueron cinco títulos nacionales más en su carrera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Alejandro mira hacia Taipei