La velutina empieza a proliferar en el casco urbano de Monforte

Los bomberos tuvieron que retirar tres nidos en tres días consecutivos


monforte / la voz

El ritmo de localización de nuevos nidos de avispa asiática se está acelerando en Monforte. En los últimos tres días fueron avistados otros tantos en lugares que pueden suponer un peligro para los vecinos por su cercanía a viviendas. Hasta este año, los avisos en la comarca de Lemos llegaban a cuentagotas y no se había producido ninguno en el casco urbano de Monforte.

El número de avisos empezó a crecer a finales de la primavera y principios del verano, la época en la que las reinas de Vespa velutina fabrican nidos primarios, de pequeñas dimensiones y un número de ejemplares limitado. Pero este año las bajas temperaturas retrasaron la proliferación de estos nidos y su crecimiento y transformación en nidos secundarios, que suelen alcanzar su máximo tamaño entre finales de agosto y principios de septiembre, época en la que nacen nuevas reinas que lo abandonarán para pasar el invierno protegidas del frío a la espera de que llegue la primavera para establecer nuevas colonias.

Hasta el pasado 31 de julio se habían producido en el municipio de Monforte más de seis avisos de nuevos nidos. En el resto del sur de Lugo, fueron todavía menos. En Bóveda, O Saviñao, Pantón, Taboada y Chantada se registraron entre dos y cinco, respectivamente. En el resto de los municipios, el dispositivo de alerta organizado por la Xunta para tratar de hacer frente a esta plaga no recibió ni un solo aviso.

Los tres que se produjeron en Monforte el viernes, el sábado y el domingo son los primeros de los que se han tenido que encargar este año los bomberos. Los nidos localizados hasta finales de julio no estaban en viviendas ni en zonas de paso, así que de su retirada se encargó personal de la Consellería de Medio Ambiente. Los bomberos intervienen solo si el nido supone un riesgo claro para los vecinos.

Es el caso de los tres nidos que provocaron alertas a finales de la semana pasada. El del viernes estaba junto a la ventana de un piso en un edificio de Duquesa de Alba; el del sábado en un balcón en la calle Fontecha, en el barrio de Covas; y el del domingo en la calle Burato, en la zona de San Vicente. En el casco urbano de Monforte hay además un cuarto nido pendiente de retirar, en un sauce que crece en el patio de una vivienda unifamiliar en la ronda urbana.

En este último caso, los propietarios de la vivienda se dieron cuenta de la existencia del nido hace ya dos semanas y avisaron inmediatamente. Como está cerca de una casa, la Xunta desvió el aviso a los bomberos del parque contraincendios de Monforte, que acudieron a retirarlo pero no pudieron hacerlo.

El nido se encuentra a unos siete metros de altura y ellos no disponen de ninguna de las pértigas adquiridas por la Xunta en los últimos años para facilitar la tarea al personal que se ocupa de exterminar a estas avispas. En otros casos, los bomberos podrían haber utilizado el camión con escalera extensible del que disponen, pero el vehículo no puede llegar hasta la finca de esta casa. De la retirada de este nido se encargará probablemente personal de la Consellería de Medio Ambiente.

012

Teléfono de referencia

Es el número de teléfono habilitado por la Xunta para avisar de nuvos nidos

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La velutina empieza a proliferar en el casco urbano de Monforte