Los concellos de la zona sur tienen problemas para reclutar brigadistas

En O Courel se amplió la convocatoria a fin de conseguir suficientes operarios


monforte / la voz

El Ayuntamiento de Folgoso do Courel espera que entre los próximos días 12 y 15 pueda entrar en actividad una brigada de limpieza de montes y lucha contra incendios que ha contratado con arreglo a los convenios suscritos con la Xunta. En el municipio ya hay otra brigada en activo, pero el gobierno local considera que para un territorio con las características y con el singular valor medioambiental de O Courel

es necesario contar con otra formación más. En una primera convocatoria para contratar personal para ambas brigadas no se presentaron suficientes aspirantes -solo llegaron para formar una-, lo que se logró al segundo intento. «O máis difícil foi conseguir un xefe de brigada, porque para ocupar este posto se necesita unha titulación e unha formación técnica moi específica, e ao final presentouse unha muller que non é veciña da comarca e que cumpre as condicións esixidas», explica la alcaldesa Dolores Castro.

Otros ayuntamientos del sur lucense han tenido dificultades de este tipo a la hora de formar sus brigadas para la actual temporada de verano. Es el caso de Quiroga -que cuenta con una brigada-, cuyo alcalde, Julio Álvarez señala que «hubo algún problema para encontrar gente, y sobre todo para encontrar un capataz». El Ayuntamiento no consiguió tampoco dos conductores para sus vehículos de lucha contra los incendios, puesto que de los dos aspirantes que se presentaron, uno no superó las pruebas físicas. Lo mismo sucedió en Folgoso do Courel, de manera que ambos municipios hacen que estos dos conductores se turnen para cumplir su labor en el distrito.

El número justo

El Ayuntamiento de Carballedo, por su parte, consiguió formar una brigada de cinco componentes, pero según el alcalde Julio Yebra-Pimentel, «non houbo ningún problema de milagre». A la convocatoria solo se presentaron cinco aspirantes, todos los cuales cumplieron las condiciones requeridas para desempeñar esta labor. «Se algún deles non chega a pasar as probas, non se podería formar a brigada porque non apareceu ningún outro outro aspirante», señala el regidor. «Isto é algo que sucede non só coas brigadas de incendios, senón con outro tipo de traballos, como a asistencia a domicilio», agrega.

El alcalde de O Saviñao, Joaquín González, dice que este año en su municipio también resultó difícil encontrar suficiente personal para formar las dos brigadas que operan en su territorio, pero finalmente se consiguió este objetivo. Menos obstáculos hubo en Chantada, según indica el concejal de Medio Ambiente Castor Novoa. «Temos unha brigada de cinco compoñentes e non tivemos moitos problemas para encontral persoal suficiente para formala», explica.

Tampoco fue una tarea complicada reclutar personal en el municipio de Pantón, a pesar de que cuenta con dos brigadas de cinco miembros cada una. «Aquí repiten os mesmos todos os anos e non temos necesidade de buscar a outros», apunta a este respecto el alcalde José Luis Álvarez.

Encontrar personal titulado para ser capataz es una de las mayores dificultades

El alcalde de Ribas de Sil cree que las pagas que facilita la Xunta resultan escasas

El Ayuntamiento de Ribas de Silcuenta con una brigada de incendios de cinco miembros que este verano pudo formarse sin muchos problemas. Pero el alcalde Miguel Sotuela puntualiza que en este municipio se incrementan con fondos propios los salarios de los brigadistas que se pagan con las ayudas concedidos por el Gobierno gallego. «Os cartos que veñen da Xunta son moi escasos e nós engadimos un pouco de diñeiro ás pagas, dentro das nosas posibilidades», señala. Sotuela dice no estar de acuerdo con este sistema de lucha contra los fuegos forestales que implica a los ayuntamientos, «porque aos concellos non se lles debería pedir que cumpran un labor que é competencia da Xunta, pero os incendios non distinguen as administracións».

En el municipio de Sober, por otra parte, trabajan desde hace años dos brigadas de cinco miembros que -según explica el alcalde Luis Fernández Guitián- se constiuyen en cada campaña sin mayores dificultades. «O que pasa é que o noso municipio está sempre entre os primeiros de Galicia que abren estas convocatorios e penso que grazas a iso é máis fácil encontrar persoal que noutros lugares onde as brigadas tardan máis tempo en ser creadas», comenta.

El hecho de contratar pronto a los brigadistas, a juicio de Fernández Guitián, supone otra ventaja para los municipios más madrugadores. «Aínda que iso é algo non sucede sempre, normalmente é a principios da temporada verán cando hai menos incendios forestais, e iso deixa máis tempo libre ás brigadas para limpar a maleza», concluye.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Los concellos de la zona sur tienen problemas para reclutar brigadistas