«La Ribeira Sacra es todo tranquilidad»

El extenista Tomás Carbonell, con dos títulos individuales y 22 dobles, pasa el verano en O Saviñao

.

monforte / la voz

La Ribeira Sacra se ha convertido en los últimos años en un escaparate perfecto en el que se han fijado los deportistas. Si hace varios días se perdían por la comarca la alpinista Edurne Pasabán y el entrenador de hockey del FC Barcelona, Edu Castro, desde el lunes está en Escairón el extenista Tomás Carbonell.

Con dos títulos individuales y veintidós en dobles, el catalán es uno de los deportistas más laureados, además de ser uno de los que mejor entiende y analiza el tenis en España. De hecho, ejerce de comentarista de Televisión Española en las distintas competiciones nacionales e internacionales. Además, Carbonell ocupa actualmente el cargo de vicepresidente de la Federación Española de Tenis.

Su presencia en O Saviñao viene siendo habitual en los últimos doce años. Reside en la parroquia de Marrube, de la que es natural su suegra, Montserrat Subiela, que en su día emigró a Barcelona y que actualmente cuenta con 81 años. En la ciudad condal fue donde Carbonell conoció a la que hoy es su mujer, Montserrat del Río.

El extenista -se retiró en el año 2001- define la Ribeira Sacra como «el paraíso perfecto» para disfrutar de unas buenas vacaciones. Carbonell aprovecha su estancia en O Saviñao para descansar, pero también hace deporte y recorre distintos lugares de la zona.

«La Ribeira Sacra es todo tranquilidad. Aquí puedes descansar y disfrutar de las grandes potencialidades que posee», añade.

Naturaleza e historia

El extenista catalán está entusiasmado con la zona. «Me fascinan los viñedos distribuidos en bancales, su románico y sus paisajes naturales. Esto es espectacular», dice.

Si bien admite que no es un experto en vinos, para su mesa siempre recomienda un Ribeira Sacra. «Son vinos de nivel, que están a la altura de los mejores», indica.

Carbonell no pierde el contacto con el deporte en O Saviñao. Además del tenis, el pádel es su gran pasión. De hecho aprovecha las pistas que hay en Escairón para jugar partidos con amigos y conocidos.

Sobre la posibilidad de promover algún proyecto de tenis en O Saviñao, Tomás Carbonell no lo ve factible. «Es complicado, porque considero que aquí se necesitarían pistas cubiertas, sobre todo teniendo en cuenta el tiempo que tenéis en Galicia».

Si bien está de vacaciones, Tomas Carbonell no pierde el contacto con su ocupación como federativo. Reconoce que está contento con su cometido de vicepresidente. «Estoy para ayudar en lo que puedo», puntualiza.

Sobre el nivel del tenis español, Carbonell es claro: «El tenis nacional está en un buen nivel, y más mientras aguante Rafa Nadal. No obstante, hay que mejorar algunas cosas».

Además de descansar en Marrube, es habitual ver al extenista y a su familia en el campo municipal de A Lama, escenario en el que se junta con amigos y en el que también juegan al fútbol.

Generalmente, Tomás Carbonell pasa una media de quince días cada verano en la tierra de su suegra. No obstante, en esta ocasión serán siete días, tiempo suficiente que le servirá para desconectar y para disfrutar del paisaje y de la gastronomía. En su menú no pueden faltar ni la empanada ni el churrasco. «Aquí de marisco vamos muy justitos», señala sonriendo el extenista español.

Vacaciones. Tomás Carbonell lleva doce años pasando los veranos en la parroquia de Marrube, de la que es natural su suegra, Montserrat Subiela

Ribeira Sacra. El extenista disfruta del paisaje, de los viñedos, del románico, y es un enamorado de la empanada y del churrasco

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«La Ribeira Sacra es todo tranquilidad»