La empresa de Augas Mestas está a punto de renunciar al proyecto

Las instalaciones carecen todavía de un sistema de depuración de aguas residuales

.

monforte / la voz

El proyecto del club náutico de Augas Mestas se encamina a su enésimo fracaso. La empresa que firmó hace cuatro años con la Diputación un preacuerdo para su reapertura está a punto de renunciar a ese compromiso. El escollo principal es en estos momentos la depuración de las aguas residuales que generaría el club cuando estuviese funcionando. Parece increíble, porque la construcción de este club náutico situado en el municipio de Quiroga terminó en 1996, pero 22 años después todavía no tiene una depuradora de aguas residuales. El PP consiguió ayer que el pleno de la Diputación aprobase una moción que insta al Gobierno provincial a solucionar cuanto antes los problemas pendientes, para que este club náutico pueda abrir de una vez.

Durante el debate de esta moción ayer en Lugo, el diputado de Turismo, Eduardo Vidal, insistió en que el proyecto no está en absoluto abandonado, aunque reveló que los responsables de la empresa con la que la Diputación firmó en el 2014 el acuerdo de reapertura le comunicaron en febrero que estudiaban renunciar a seguir. «Hai poucos días chamáronme outra vez -añadió- para pedirnos unha nova entrevista, non sei se para confirmar que renuncian ou para dicirnos algunha outra cousa».

Lo que dice la empresa

El máximo responsable de la empresa Tourgalia -que tiene su sede en Quiroga y gestiona también el albergue municipal de esta localidad y el centro de idiomas de Unión Fenosa en Os Peares- es Juan Luis Vázquez. Y efectivamente, ayer confirmaba a este medio que está a la espera de que la Diputación le dé fecha para una reunión. Pero no va con intención de confirmar su renuncia, ni tampoco a plantear nada nuevo: «Solo quiero que en la Diputación me digan si tienen pensado construir la depuradora e instalar un vallado alrededor de las instalaciones».

Sin la depuradora, es imposible conseguir el visto bueno de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, algo a su vez imprescindible para que el Ayuntamiento de Quiroga pueda conceder la licencia de apertura. Y sin el vallado, aunque eso parece más fácil porque el coste es más reducido, no va a haber autorización del departamento de Turismo de la Xunta.

Una licencia y una depuradora

En su intervención en el pleno, el responsable de Turismo de la Diputación explicó que obtener los permisos, incluido el de la confederación hidrográfica, es cosa de la empresa. Juan Luis Vázquez lo admite, pero precisa que «una cosa es solicitar una licencia y otra distinta es construir una depuradora». Tourgalia, afirma, no va a correr con los gastos de instalación de una depuradora: «En febrero dijimos que si esto sigue así, nosotros no vamos a seguir, y si la Diputación no nos confirma que va a instalar la depuradora y el vallado, no seguiremos».

Y el caso es que Tourgalia lo tiene muy fácil para renunciar, porque en este caso nadie tiene que rescindir ningún contrato. Lo único que esta empresa y la Diputación firmaron en el 2014 fue, según Juan Luis Vázquez, «un acuerdo que decía que hasta que se tuvieran los permisos necesarios para desarrollar la actividad, la empresa no firmaría ningún contrato». De hecho, en estos cuatro años Tourgalia no ha pagado ni un euro a la Diputación en concepto de alquiler o canon por estas instalaciones.

Este club náutico de la Diputación lleva 22 años construido y solo estuvo dos abierto

El escollo urbanístico que ya no lo es

El Ayuntamiento de Quiroga no podía conceder licencia de apertura al club náutico de Augas Mestas tal como el proyecto estaba planteado inicialmente. Lo reconocía el año pasado el alcalde, que confiaba en que el Ayuntamiento fuese capaz de sacar adelante pronto su nuevo plan de urbanismo, que al contrario que las normas subsidiarias vigentes desde 1995, sí permitía legalizar este club náutico. Pero finalmente, entre Tourgalia y la Diputación retocaron el proyecto de forma que quepa dentro de las normas subsidiarias.

Elena Candia: «Se de febreiro a xullo só houbo unha chamada, pouco interese demostran»

La portavoz del PP en la Diputación, Elena Candia, considera un «exercicio de responsabilidade» resolver de una vez el embrollo interminable en que parece haberse convertido el proyecto del club náutico de Augas Santas. En su intención ayer en el pleno dela Diputación, Candia repasó los sucesivos intentos por poner en marcha este club náutico y recordó que desde el 2008 los anuncios de su reapertura, después siempre frustrados, siempre coincidieron en período preelectoral. «Se de febreiro a xullo só houbo unha chamada á concesionaria demostran pouco interese», le reprochó al Gobierno provincial, antes acusarlos de no haberse interesado nunca por este proyecto «salvo en época electoral» y de pedirles que cambien de actitud para poner este club náutico en marcha cuando antes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La empresa de Augas Mestas está a punto de renunciar al proyecto