Operarios municipales limpian de algas la laguna del parque

También proliferan en el Cabe, pero en ese caso el Ayuntamiento tiene prohibido actuar


monforte / la voz

El río Cabe se está llenando otra vez de plantas acuáticas y algas, lo mismo que los tramos de sus afluentes más próximos a sus respectivas desembocaduras. De igual manera que sucedió los dos últimos veranos, el Ayuntamiento tiene prohibido arrancarlas en el Cabe. Sin embargo, esta vez sí está actuando en el arroyo que pasa por el Parque dos Condes, que también se ha llenado de algas. Operarios municipales han empezado ya a limpiarlo de esta vegetación, que prolifera debido a la sobreabundancia de nutrientes químicos como el nitrógeno.

Se trata de un fenómeno relativamente habitual en esta parte de la cuenca del Cabe, y probablemente tiene que ver con la poca calidad del agua. Este fenómeno puede producirse también por causas naturales, pero en el caso del tramo urbano del Cabe hay informes oficiales que apuntan a la responsabilidad de los vertidos de aguas residuales sin depurar que todavía se producen, o al arrastre de tierras por obras de infraestructuras cercanas.

La proliferación de vegetación en el río fue especialmente intensa el año pasado, empujada probablemente por la sequía y la consiguiente mengua del volumen de agua que arrastra el Cabe. El Ayuntamiento tenía intención de limpiar el río con sus propios medios y la Confederación Hidrográfica Miño-Sil estaba dispuesta a autorizárselo, pero el Servizo de Conservación da Natureza de la Consellería de Medio Ambiente les advirtió que se trataba de una medida poco recomendable desde el punto de vista ecológico y les prohibió llevarla a cabo.

No se puede nadar

En el Ayuntamiento están preocupados por la imagen de suciedad que dejan la vegetación subacuática y las algas, precisamente en la época del año en la que Monforte recibe más visitantes. El exceso de vegetación en el fondo del río impide además realizar en el río según qué tipo de actividades. Por ejemplo, hace años que no se celebra el descenso a nado del Cabe porque lo nadadores se enredan con las plantas.

No son especies foráneas y tampoco consta que supongan un problema ecológico

El Ayuntamiento de Monforte sabe expresamente desde el año pasado que el Servizo de Conservación da Natureza se opone al arranque o corte de las algas y la vegetación subacuática que se puede ver estos días en el río Cabe. Lo sabe porque la solicitud que planteó en este sentido el año pasado fue rechazada. Sin embargo, el personal del departamento municipal de jardines se está encargando de limpiar de vegetación la laguna del Parque dos Condes. En este caso, el Ayuntamiento espera que como este arroyo forma parte de una zona verde de titularidad municipal, la Consellería de Medio Ambiente no ponga ningún pero.

Según la resolución adoptada el año pasado por la consellería, no está justificada la corta o el arrancado de estas plantas porque no consta que su crecimiento haya provocado ningún problema ecológico y porque no se trata de especies foráneas, sino de vegetación autóctona que prolifera básicamente porque la calidad del agua del río no es buena.

Así que la recomendación de la consellería es solucionar el origen del problema, la contaminación del agua, en vez de atacar las consecuencias.

Lo que sí se puede hacer

En todo caso, en su resolución del año pasado, este departamento de la Consellería de Medio Ambiente dejaba claro que está autorizada la limpieza del río mediante la retirada de algas estancadas en la superficie, de árboles muertos o de cualquier elemento ajeno al ecosistema fluvial como cualquier tipo de basura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Operarios municipales limpian de algas la laguna del parque