monforte / la voz

Los chantadinos volvieron a demostrar ayer en el acto de clausura de las escuelas municipales su decidida apuesta por el deporte. El pabellón de la capital del Asma ofreció una bonita estampa, con las gradas a rebosar por parte de padres, familiares y vecinos de las jóvenes promesas a las que se homenajeó.

La clausura tuvo dos invitados de lujo. No quisieron perderse este acto de reconocimiento a los 490 deportistas que participaron esta temporada en las escuelas municipales el exportero del CD Lugo, Roberto Fernández, y el seleccionador sub-20 de fútbol sala de Vietnam, Héctor Souto. Las jóvenes promesas los saludaron y se hicieron fotos con los dos, que comenzaron su andadura como deportistas en las escuelas.

Souto mostró su satisfacción por poder participar en la clausura. «É un orgullo estar aquí, porque nas escolas de Chantada foi onde nacín como deportista», señaló el seleccionador.

A todos los niños que se le acercaron les dijo lo mismo. «Comenteilles que visen o deporte como unhs forma de divertirse e de relacionarse cos seus coetáneos. O deporte é unha maneira de desenvolvemento persoal», concluyó.

Souto y González entregaron con el alcalde, Manuel Varela, y con el concejal de Deportes, Diego Otero, un obsequio a cada participante. En esta ocasión sustituyeron las tradicionales medallas por un tablero de cartón pluma, con un parchís y un juego de tres en raya, en los que aparecen todos los deportistas.

Exhibiciones

En la clausura de las escuelas deportivas se realizaron varias exhibiciones de baile, de patinaje y de gimnasia rítmica. Fueron el resultado del trabajo que vienen realizando los distintos grupos de niños.

En las escuelas deportivas de Chantada hubo 490 participantes entre niños y adultos. Se ofrecieron un total de veintiocho modalidades y fueron siete los monitores que trabajaron en los distintos deportes.

El fútbol sala, con sesenta niños, fue la disciplina que más aceptación tuvo. Esta temporada hubo una apuesta decidida por el baloncesto, que practicaron treinta niños. El más pequeño de las escuelas tenía 4 años, y el más veterano superaba los 80. «O noso obxectivo coas escolas é achegar o deporte a todas as idades», dijo Diego Otero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Matrícula de honor a los deportistas