Un vídeo corrobora la expansión del oso pardo en la montaña lucense

Graban en Os Ancares un macho adulto, lo que en Galicia es aún algo excepcional

Graban un oso pardo en Os Ancares Un agente medioambiental tomó lás imágenes a apenas 20 metros de distancia. Por suerte fue un encuentro amigable, que confirma que este animal está volviendo a la montaña lucense. El análisis de su huella indica que se trata de un macho adulto

monforte / la voz

La grabación de imágenes de vídeo de un oso pardo en la sierra de Os Ancares por parte de unos agentes medioambientales supone, según los expertos, un importante testimonio que corrobora que el proceso de expansión de esta especie en la montaña lucense sigue avanzando y consolidándose. «É un documento moi notable porque non é doado observar tan de cerca un oso no medio natural e porque se trata dun macho adulto, algo que non é nada habitual en Galicia», indica el veterinario Óscar Rivas, miembro de la Asociación Galega de Custodia do Territorio, que gestiona el plan Life de conservación de la especie en la sierra de O Courel junto con la Fundación Oso Pardo y con apoyo de la Xunta.

Rivas apunta que se tenía constancia de la presencia de ejemplares adultos en territorio gallego por la observación de huellas y excrementos y por algún avistamiento esporádico. «Pero ata agora non se rexistraran unhas imaxes de tanta calidade como as que se ven neste vídeo», añade. En los escasos documentos gráficos conseguidos hasta ahora aparecen ejemplares juveniles, como uno que fue grabado de noche en el verano del 2014 -con el método del fototrampeo- cuando atacaba un colmenar de la localidad de Seceda, en el municipio de Folgoso do Courel.

El hecho de que se incrementen las incursiones de machos adultos procedentes de León y Asturias, señala por otro lado Rivas, es un indicio de que la expansión del oso pardo en Galicia está ganando importancia con los años. «Pola experiencia previa que se ten doutras áreas xeográficas, sábese que cando unha poboación crece e se expande, os primeiros en explorar novos territorios son os machos xuvenís», explica. «Despois faise máis frecuente a presenza de machos adultos e finalmente aparecen as femias, que sempre son as últimas en chegar», agrega.

Los responsables del plan Life esperan que esto sea lo que suceda durante los próximos años en las sierras orientales lucenses. «O máis probable é que as primeiras femias se asenten nos Ancares, que están máis cerca das áreas de cría de León e Asturias, e que despois pasen tamén á serra do Courel», agrega.

Nuevas áreas de cría

Una vez que las osas se instalan en un territorio nuevo y consiguen criar -dicen por otro lado los gestores del proyecto medioambiental-, sus descendientes tienden a quedarse en él de forma permanente, especialmente las hembras, que se desplazan mucho menos que los machos. «Todo indica que iso é o que acabará pasando na montaña lucense, pero a colonización das femias é un proceso moito máis lento e por agora non é posible predicir canto tempo vai tardar en formarse unha poboación estable no territorio de Galicia», puntualiza Óscar Rivas. A más corto plazo, señala por otro lado, lo que se prevé es que los avistamientos de machos adultos, como el que fue grabado en Os Ancares, se irán haciendo cada vez más comunes.

Reparto de pastores eléctricos y plantaciones de árboles frutales

Los gestores del plan Life empezaron esta semana a repartir pastores eléctricos entre los apicultores de la sierra de O Courel, una iniciativa que ha sido incluida en el proyecto con el fin de minimizar los prejuicios que pueda causar la expansión del oso pardo. Por el momento se dispone de una partida de cincuenta aparatos, pero está previsto seguir entregando otros hasta que todos los colmenares del territorio cuenten con protección frente a los ataques de estos animales.

Asimismo, entre el otoño y el invierno se pretende iniciar las plantaciones de árboles frutales que también están contempladas en el plan Life, cuyo objetivo es proporcionar una fuente de alimentación a los osos pardos y favorecer su asentamiento. Según apunta Óscar Rivas, la especie más empleada en esta iniciativa será el cerezo silvestre, aunque también se pueden plantar otras variedades. Las plantaciones de frutales se llevarán a cabo en puntos estratégicos que serán seleccionados para crear corredores que ayuden a los osos a moverse por los hábitats más adecuados para esta especie.

Curso formativo en Lugo

Por otro lado, el martes se impartirá en Lugo un curso formativo sobre el plan Life del oso pardo destinado a técnicos medioambientales, agentes del Seprona y otros profesionales cuyo trabajo tiene relación con esta iniciativa. Las charlas se desarrollarán desde las nueve de la mañana y durante toda la jornada en las instalaciones de la Consellería de Medio Ambiente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Un vídeo corrobora la expansión del oso pardo en la montaña lucense