La UE incluirá por fin Monforte y Valdeorras en el corredor atlántico de mercancías

Carlos Cortés
carlos cortés MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

No disponible

El eje ferroviario entre A Coruña, Vigo y Ponferrada había quedado fuera en el 2010

25 may 2018 . Actualizado a las 16:58 h.

La Unión Europea está más cerca de incluir el eje del que forma parte la estación de Monforte entre los itinerarios ferroviarios a financiar de forma prioritaria para adaptarlos a las necesidades actuales del transporte de mercancías. Representantes de los municipios gallegos y portugueses que forman el Eixo Atlántico se reunieron ayer con algos cargos comuntarios, que les confirmaron que en poco más de una semana la Comisión Europea propondrá la inclusión de la línea A Coruña-Vigo-Ponferrada-Palencia en el denominado corredor atlántico de la red transeuropea de transportes.

Estar en esa red no incluye automáticamente la realización de las obras precisas para modernizar las líneas, pero le proporciona al Gobierno español fondos de la UE para financiar el 50% del coste de las obras en caso de que quiera hacerlas. Esta línea ferroviaria, en la que además de las dos principales ciudades gallegas y Monforte entran también Lugo, Ourense y O Barco, se había quedado fuera de la red oficial de corredores ferroviarios que las autoridades comunitarias aprobaron en el 2010.

La Unión Europea abrió hace unos meses un plazo para que los Estados miembros propusiesen modificaciones o incorporaciones a esa red y el Gobierno español decidió solicitar la entrada del eje del que forma parte Monforte. La Comisión Europea tiene programada para el 6 de junio una reunión en la que revisará todas las sugerencias estatales y hará su propia propuesta. En la reunión que mantuvieron ayer en Bruselas los representantes del Eixo Atlántico, el coordinador de la red transeuropea de transportes, Carlos Secchi, les confirmó que en la reunión del día 6 la Comisión Europea va a dar su visto bueno a la inclusión de este itinerario ferroviario del noroeste ibérico en la red oficial subvencionable. Para que sea aprobada, tiene que ser ratificada después por el Parlamento Europeo y el Consejo de Europa, aunque nada hace pensar en que durante ese procedimiento la propuesta pueda sufrir ninguna variación importante en lo que afecta a esta línea.