Comienzan a reparar los baches de la N-540 a la altura de Chantada

Las obras se llevan a cabo en la recta donde enlaza con el corredor Monforte-Lalín


MONFORTE / la voz

Las obras de reparación de los baches que salpican el firme de la N-540 a su paso por la capitalidad del municipio de Chantada están en marcha desde ayer. Comenzaron dos días después de que Fomento confirmase oficialmente la ampliación de las zonas donde se procederá a la rehabilitación urgente del firme en carreteras lucenses que son de su titularidad. Los arreglos en Chantada se llevan a cabo en la recta en la que confluye el enlace con el corredor Lalín-Monforte, uno de los tramos que se encuentran en peor estado de la carretera nacional que enlaza Lugo y Ourense.

La denominada variante de Chantada entra en el lote de nuevas actuaciones de urgencia en mejora del firme que acaba de anunciar el ministerio, con las que el presupuesto previsto en el conjunto de la provincia pasa de 2,8 a 5,4 millones.

Los sucesivos anuncios de FOmeto sobre la reparación de la N-540 no sirvieron para acallar las quejas por una situación que movió a la Guardia Civil de Tráfico a levantar acta de la profundidad de los socavones para dar respuesta a las denuncias de aseguradoras de vehículos. La indignación de los usuarios, y de muchos empresarios de la zona, empujó a los alcaldes a presionar al ministerio para que acometiese obras de mejora. El pasado viernes, el subdelegado del Gobierno aseguró a una comisión de regidores que no se escatimarían gastos para resolver el deterioro del firme en ese vial.

Fondos insuficientes

En abril se había anunciado una inversión de un millón y medio de euros para la reparación de los puntos en peor estado de la N-540, cantidad que a los alcaldes de los municipios que atraviesa les parecía claramente insuficiente. En la reunión con el subdelegado del Gobierno recibieron garantías sobre la ejecución de al menos una segunda fase a la que se destinará una partida similar.

Fomento insiste en achacar el deterioro a los «temporales»

La ausencia de mantenimiento no es, a juicio del ministerio, la causa del deterioro del firme en las carreteras en las que ahora se ve obligado a actuar con carácter de urgencia. En el anuncio de ampliación de las zonas en las que se intervendrá. Fomento insiste en asociar la proliferación de baches a «a las adversas condiciones meteorológicas de la campaña invernal 2017-218 y los continuos temporales de lluvia y nieve que han contribuido a acelerar su deterioro».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Comienzan a reparar los baches de la N-540 a la altura de Chantada