Otras dos presas del Cabe incluidas en la Red Natura deberían demolerse

Las que alteran el río en Canaval y Remuín están rotas y sin uso desde hace décadas


monforte / la voz

Si la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil está como parece por cumplir la Estrategia de Restauración de Ríos, tiene tarea por delante en el tramo del Cabe que fue incluido en la Red Natura 2000. Al menos otras dos presas se encuentran en la misma tesitura que la situada en A Pinguela y sobre el papel también deberían ser demolidas para devolver al cauce su curso natural. El listado podría ir pronto en aumento como consecuencia de la deficiente limpieza de los cauces y la acumulación de arrastres en los diques. En la presa de Vilanova, sin ir más lejos, hay varios árboles atravesados que podrían propiciar su rotura.

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil considera que la reconstrucción de la presa de A Pinguela, dañada por las riadas de comienzos del 2016, resulta inviable por ir en contra de la estrategia del Ministerio de Medio Ambiente frente a este tipo de casos. Tras recuperar la concesión que había otorgado hace sesenta años a un particular para un molino que pocos recuerdan ver activo, comunicó al Ayuntamiento de Monforte que en cuanto sea posible se procederá a la demolición del azud para devolver al río su configuración natural.

Lugares de interés

El tramo del Cabe en el que se encuentra situada la presa de A Pinguela forma parte de la Red Natura, que se interrumpe a su paso por Monforte entre el puente de la ronda María Emilia Casas y el Parque dos Condes. Aguas abajo, el río tiene esa misma consideración de Lugar de Interés Comunitario. También afecta al Cabe en el lugar de Remuín, entre Ribas Altas y A Parte, donde existe otro azud en el que cedió hace mucho tiempo el hormigón. Daba servicio al molino do Penedo, que permanece sin uso desde hace varias décadas. En el caso de la presa do Miñadas, en Ribas Altas, se produjo una rotura hace años, pero se optó por la reconstrucción del dique.

Otro molino justificó hace casi un siglo la construcción de la presa de Canaval, en el lugar de O Cubeiro, dentro del municipio de Sober. Fue destruida parcialmente por una riada hace quince años y así sigue, sin que exista actividad alguna que justifique su presencia. En este caso, al igual que en A Pinguela, se barajó en su momento un posible derribo que iría acompañado de un plan de remodelación de las riberas del Cabe en ese tramo.

¿Cuándo se pueden derribar este tipo de construcciones?

Las presas son susceptibles de demolición cuando existen criterios objetivos que determinen que quedaron obsoletas. El no aprovechamiento de la concesión, en los términos en los que la otorgó la administración, es uno de los argumentos que justifican una medida de estas características. Las directrices europeas, incorporadas por el Ministerio de Medio Ambiente a sus planes estratégicos, apuntan en esa dirección.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Otras dos presas del Cabe incluidas en la Red Natura deberían demolerse