El centro para los alumnos del Infanta Elena ni siquiera tiene licencia de obra

Política Social se comprometió con las familias a comenzar a construirlo este mes

.

monforte / la voz

La carrera de obstáculos comenzó para ellas hace casi once años. Las familias del colegio de educación especial Infanta Elena deberían tener ahora más cerca la meta, pero parece esfumarse siempre que se disponen a atravesarla. En noviembre del 2007 salieron a la palestra por vez primera para reivindicar un centro que preste atención a sus hijos al cumplir los veintiún años, edad en la que concluye su período de escolarización. Con el inicio del próximo curso, se agotará el último de los plazos que fijó la Consellería de Política Social para resolver el problema. Ninguno de los que se barajaron hasta ahora llegó a cumplirse, y los padres tienen razones para temer que sus esperanzas se desvanezcan una vez más.

Las familias quieren pensar que este nuevo retraso se debe «a motivos alleos á vontade da consellería e que están referidos a cuestións estritamente administrativas». Esta es la versión que se les trasladó desde Política Social en un encuentro en Santiago celebrado el pasado 22 de febrero, de la que dieron cuenta ayer a través de un comunicado. En esa reunión también se les dijo que las obras del centro de continuidad para los alumnos del Infanta Elena estarían en marcha «no mes de marzo».

Opción descartada

Tras múltiples retrasos, la consellería anunció en octubre del pasado año una solución definitiva que daría respuesta a la reivindicación de los padres. Descartada la ubicación del centro de continuidad en el propio colegio Infanta Elena, Política Social confirmó que sería construido en las dependencias de la residencia de la antigua escuela de capacitación agraria, sin uso desde hace años. El Ayuntamiento recibió ese mes la correspondiente solicitud de licencia de obras, pero no pudo ser concedida -según confirmaron fuentes municipales- porque la documentación estaba incompleta.

Hasta la fecha, y según esas mismas fuentes, la licencia cuya petición anunció hace medio año la consellería no pasó por la junta de gobierno local. Al parecer, la documentación inicial estaba incompleta y desde entonces no se aportaron nuevos escritos que permitan desbloquear la tramitación administrativa. Esa es la versión municipal. La consellería no había facilitado al cierre de esta edición la suya, que le fue solicitada por este diario.

«Confiamos en que nesta ocasión se remate con todos os trámites necesarios e chegar a setembro coa posibilidade de que os nosos fillos poidan comezar a utilizar o centro con total e absoluta normalidade», señala por su parte la asociación de padres. No cuestionan que puedan existir «dificultades administrativas», pero tampoco ocultan su «preocupación» por el retraso en la ejecución del proyecto.

En un primer momento, cuando todavía no se había descartado ubicarlo en el colegio Infanta Elena, la consellería había garantizado que el centro de continuidad estaría listo para el inicio de este curso. «A nosa obriga e seguir loitando por este obxectivo que tanto precisan os nosos fillos, igual que os futuros usuarios», señalan los padres.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El centro para los alumnos del Infanta Elena ni siquiera tiene licencia de obra