Fiebre de boletos en la calle Real tras caer el mayor premio de la primitiva

Los vecinos se animan a probar suerte después de que el último sorteo dejase cerca de un millón y medio


quiroga / la voz

Durante toda la mañana de ayer, el trajín fue constante en la administración de lotería situada en la calle Real de Quiroga. Fue en este lugar donde se vendió el boleto con el mayor premio del sorteo de la primitiva del pasado jueves, que asciende a 1.491.043 euros. Fueron muchos los que acudieron a probar suerte en el siguiente sorteo -el de hoy-, con un bote de 5,4 millones. «Os venres isto sempre está moi quieto, pero grazas ao premio esta vez está vindo moita xente», señaló la responsable del negocio. Aunque en una proporción considerablemente más modesta, se repitió el mismo fenómeno que se pudo ver en la administración de Monforte donde cayó el gordo en la lotería del Niño de hace cuatro años.

«¿Non se sabe a quen lle tocou, non?», preguntó un vecino a otro en la calle mientras en el local no paraban de entrar y salir clientes. «Ao que lle tocou si que o sabe, os demais nada», respondió el interrogado. «A algún xa lle alegraron a noite», comentó otro transeúnte observando desde fuera el animado ambiente de la administración. En el interior fueron muchos los clientes que se interesaron por saber si el boleto premiado había sido adquirido a través de máquina o de forma manual. «Foi manual», tuvo que responder repetidas veces la dueña, que precisó también que no sabía si el agraciado -o agraciada- era o no un vecino del municipio. «Nos últimos días houbo varias persoas de fóra que pasaron por aquí a comprar boletos e o que levou o premio puido ser un deles», explicó a este respecto.

Saludos y bromas

Mientras los clientes entraban en local de forma constante -aunque sin que llegasen a formarse largas colas- no faltaron las bromas. «¡A min non me tocou!», «¡Eu non fun o afortunado!», «Non fun eu, eu veño a cobrar o reintegro» y otros comentarios similares con voz jocosa pudieron oírse con frecuencia a modo de saludo cuando se abría la puerta y los que estaban en el interior se volvían para ver quién llegaba. «¿Non serás ti o do millón e medio?», oyó por su parte uno de los recién llegados. «Íacho preguntar eu a ti», fue la respuesta. «O tipo foi ben intelixente», comentó con admiración otro de los clientes al salir a la calle después de haber comprado su boleto, mirando un cartel fijado en la puerta que anunciaba que en local se había vendido el número premiado.

No faltaron tampoco los clientes que expresaron su convencimiento -en tono humorístico- de que ellos serían los siguientes premiados por haber adquirido su boleto en un local recién tocado por la fortuna. «Cuando me toque el premio ya te invitaré a una mariscada», dijo uno de ellos al despedirse de la propietaria del negocio.

La administración donde se vendió el número agraciado acogió ayer a muchos clientes

Unos años en los que la suerte sonrió al sur lucense

En los últimos años ha caído en el sur lucense numerosos premios de lotería. Los casos más recientes fueron en el último sorteo de Navidad, que proporcionó en Monforte un premio de 125.000 euros y otros dos de 60.000 en este municipio y en el de Pantón. El sorteo del Niño del año pasado dejó 75.000 euros gracias a un décimo de un segundo premio vendido en una droguería monfortina. El mismo sorteo, pero en el 2016, llevó trece millones de euros a la comarca quiroguesa, sobre todo a Ribas de Sil. Ese año hubo importantes premios de la lotería nacional en Monforte y Chantada, y un décimo del segundo premio de la de Navidad en O Saviñao.

«Gustaríame que o diñeiro quedase aquí, pero quen sabe se será posible»

Ana María Álvarez Macía rexenta a administración de lotería de Quiroga, que funciona no mesmo lugar desde hai dezasete anos. A xornada de onte foi unha das de maior actividade que se viviron no local en todo este tempo.

-¿Venderon antes algún premio comparable a este?

-Non, é a primeira vez que nos pasa algo así. Vendéramos un décimo no 2016 cando caeu o premio gordo da lotería de Reis en Ribas de Sil. Pero daquela o que tocou aquí foron 200.000 euros, un premio bastante importante pero con moito menos diñeiro que agora.

-¿Haberá algunha forma de saber a quen lle tocou?

-Vai ser moi difícil, porque pode ser que ao premiado non lle interese que se divulgue. E para cobrar o premio non fai falta presentarse na administración de lotería.

-¿Gustaríalle que o diñeiro se quedase en Quiroga?

-Claro que si. É a primeira vez que vendemos un boleto premiado con tanto diñeiro e eu preferiría que os cartos se quedasen aquí, porque algún beneficio traerán. Pero quen sabe se será posible, porque o premio tamén o poder ter levado alguén de fóra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Fiebre de boletos en la calle Real tras caer el mayor premio de la primitiva