El riesgo persiste en los viales del sur lucense debido al hielo

Francisco Albo
francisco albo MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

OSCAR CELA

Pese a la ausencia de nevadas, en varios municipios de la zona hubo que realizar intervenciones para reforzar la seguridad

07 feb 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Aunque ayer no se registraron precipitaciones de consideración en el sur lucense, la presencia de placas de hielo obligó a realizar intervenciones preventivas en diferentes puntos de este territorio. La Diputación envió sus equipos a realizar este tipo de tareas en varias carreteras de titularidad provincial situadas en las áreas montañosas. Los trabajos se llevaron a cabo en ocho carreteras del municipio de Folgos do Courel, cinco de Quiroga, una de O Incio y otra de Ribas de Sil. En estos mismos municipios ya hubo que limpiar la nieve y el hielo el lunes por la mañana. Ayer también fue necesario intervenir en diversos tramos de las carreteras LU-P-3702, LU-213 y LU-P-6002, en el municipio de Taboada.

Teniendo en cuenta las previsiones meteorológicas, el organismo provincial reiteró su compromiso de mantener activos estos dispositivos durante el resto de la semana. Estas actuaciones, añaden desde la Diputación, tienen el objetivo de garantizar la seguridad vial e impedir el aislamiento de núcleos de población.

Por otro lado, los operarios municipales de Folgoso do Courel estuvieron esparciendo sal en tramos sombríos y húmedos de varias carreteras locales. Según explicó la alcaldesa Dolores Castro, en estos viales no llegaron a registrarse problemas de circulación pese a la formación de placas de hielo. En O Incio fue preciso espacir sal en algunas vías públicas para prevenir resbalones. Estos problemas se registraron principalmente en la capital del municipio -sobre todo en el entorno de la residencia de mayores- y en la localidad de Piornedo, cerca del límite con el municipio de Samos.