La Xunta abre una línea de ayudas para viñas y soutos que hayan sufrido daños por heladas o granizo


monforte / la voz

La delegación de la Xunta en Lugo anunció ayer la apertura de una línea de ayudas para los viticultores y productores de castaña que este año hayan sufrido daños en sus propiedades a causa de las heladas tardías de esta primavera o del granizo. Se trata de un programa específico para las provincias de Lugo y Ourense, pero no para todos los municipios, sino solo para las zonas que hayan sufrido estas adversidades meteorológicos.

En concreto, las ayudas para los viñedos podrán reclamarlas los propietarios de viñedos que estén dentro del área geográfica de la Ribeira Sacra y también los situados en algunos otros municipios de la provincia También las bodegas de la denominación de origen. Las explotaciones vitícolas que quieran optar a estas ayudas tienen que estar dadas de alta en el registro vitícola de Galicia.

En O Courel, no

En cuanto a los vendedores de castañas, estas ayudas no llegarán a los que tienen sus soutos en la Serra do Courel, una de las principales zonas productoras de Galicia. Se limitarán a los municipios de Baleira, Baralla, Becerreá, A Fonsagrada, Navia de Suarna, Negueira de Muñiz, As Nogais y Pedrafita do Cebreiro. Además de los propietarios de terrenos plantados con castaños, también pueden optar a estas ayudas las empresa transformadoras de castañas originarias de los soutos gallegos.

Las ayudas consisten en líneas de financiación sin costes extra para los beneficiarios, a base de préstamos bonificados, tanto para costear material circulante como para refinanciar pasivos. Los fondos saldrán del presupuesto de la Consellería de Economía e Industria. El plazo para presentar solicitudes está abierto hasta el próximo 20 de octubre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta abre una línea de ayudas para viñas y soutos que hayan sufrido daños por heladas o granizo