Los incendios de O Courel y Chantada siguen activos

En los dos siniestros se han quemado en conjunto unas trescientas hectáreas

Rebrota el incendio que quemó más de 150 hectáreas en O Courel Una brigada intentó controlar las llamas que empezaron a surgir de nuevo, pero tuvo que retroceder a toda prisa porque el fuego quemó sus mangueras

monforte / la voz

Los incendios forestales que se iniciaron respectivamente anteayer y ayer en los municipios de Folgoso do Courel y Chantada continúan activos a primera hora de la tarde de hoy. En las tareas de extinción contra el primero de ellos, que empezó poco antes de las siete y media de la mañana del miércoles, han trabajado hasta ahora 34 brigadas, seis agentes, nueve helicópteros, tres aviones, trece motobombas y seis palas excavadoras. La Consellería de Medio Rural mantiene la estimación según la cual el fuego ha afectado a unas 150 hectáreas. Según fuentes de este departamento, el fuego ya está perimetrado y se ha frenado su avance.

El incendio de la parroquia de Esmeriz, en Chantada, que comenzó hacia las tres menos veinte de la tarde de ayer, afecta a unas 150 hectáreas, según las últimas estimaciones. Anteriormente se calculaba que esta superficie era de unas 55 hectáreas. En su control han participado doce brigadas, seis agentes, diecisiete motobombas, dos palas excavadoras, cinco helicópteros y dos aviones, así como efectivos de la Unidad Militar de Emergencias.

Los incendios forestales que se produjeron ayer en diferentes puntos del sur de la provincia de Lugo pusieron en jaque a los servicios de extinción, justo en el momento en que muchas brigadas de bomberos forestales están dejando de trabajar. Los dos más grandes, los de Folgoso do Courel y Chantada, concentraron buena parte de los medios, en una jornada en la que el dispositivo contraincendios tuvo que hacer frente también a los grandes fuegos activos en el sur de la provincia de Ourense. En Chantada, resultaron intoxicados por humo tres integrantes del dispositivo de extinción y ardió un vehículo perteneciente a la brigada del Ayuntaumiento de Tabboada.

A la espera de conocer las cifras definitivas sobre la superficie quemada en Chantada, el incendio más grande de los de ayer es que afecta a la parroquia de Meiraos, en la zona del municipio de Folgoso do Courel limítrofe con Samos. Empezó el miércoles a las siete de la mañana y ayer por la mañana la Consellería de Medio Rural informó de que durante la jornada anterior y la noche habían ardido 150 hectáreas. El incendio rebrotó por la tarde en uno de sus frentes, pero a última hora de la tarde la situación parecía de nuevo controlada.

En Chantada, el incendio se produjo en Esmeriz y empezó unos minutos después de las dos y media de la tarde. Sobre la superficie afectada, Medio Rural informó a media tarde de que el fuego seguía activo y que ya había quemado más de veinte hectáreas.

Ayer se produjo también un nuevo fuego en Santiago de Cangas, la parroquia del municipio de Pantón que lleva semanas sufriendo incendios casi a diario cuando el tiempo es propicio. El de ayer fue controlado con rapidez por los servicios de extinción.

«Abaixo, que arderon as mangueiras»

El incendio de O Courel quemó una gran cantidad de monte por encima de las aldeas de Pedrafita, Miraz y Meiraos. El flanco izquierdo del fuego llegó cerca del límite con el municipio de Samos y el derecho se quedó a considerable distancia de Miraz, asegurada por un arroyo que atraviesa la montaña y hace de barrera natural contra el fuego. Fue en el flanco derecho donde un rebrote a primera hora de la tarde puso en aprietos a los bomberos forestales, que a esa hora no tenían apoyo aéreo porque todos los helicópteros y aviones disponibles estaban en otros incendios. Además, las dos palas que habían trabajado allí durante la noche se habían averiado.

El rebrote se produjo pasadas las tres. La brigada del Ayuntamiento de Sober desplazada ayer a Meiraos se disponía a enfría con agua el borde del flanco derecho del incendio. Desde un camión cisterna habían tendido veinte tramos de manguera ladera abajo, que sumaban 360 metros de largo. Pero el agua no llegaba y en una zona de matorral a medio quemar empezó a salir humo cada vez más intenso, En cuestión se segundos, el humo pasó a ser una llamarada que prendió con fuerza. Uno de los integrantes de la brigada trató inútilmente de apagarlo con un batefuegos, mientras otro subía corriendo para ver por qué no llegaba el agua. Enseguida vio que las mangueras se habían quemado en varios puntos. «Abaixo, que arderon as mangueiras», gritó entonces el responsable de la brigada. En pocos minutos ese frente se reactivó en una línea de cientos de metros de longitud.

Fuego de noche cerca de San Clodio, en el lugar en que ardieron dos vehículos en el 2016

Voluntarios de Protección Civil de Ribas de Sil y una brigada de bomberos forestales apagaron un incendio nocturno en el mismo lugar en el que el verano pasado resultaron heridos por quemaduras tres trabajadores de los servicios de extinción y calcinados un camión y un todoterreno. El fuego empezó a las tres menos curto de la mañana en el lugar de San Román. El personal desplegado en la zona para apagarlo se esforzó por evitar que las llamas avanzasen ladera arriba. Si superaban un camino situado en las cercanías, el incendio podría alcanzar una zona montañosa poblada de pinares muy extensos y se haría muy difícil de controlar. Finalmente, eso no ocurrió y las llamas calcinaron algo menos de una hectárea de terreno, la mayoría matorral con algunos árboles

Quince agentes de Medio Ambiente se presentan voluntarios para ayudar en Meiraos

Quince agentes de la Consellería de Medio Ambiente se presentaron voluntarios ayer para ayudar en la extinción del incendio de O Courel. Preocupados por la destrucción que puede provocar el fuego en un lugar ecológicamente tan rico como las montañas de O Courel, estos técnicos colaboraron ayer con sus compañeros de la Consellería de Medio Rural en las tareas de extinción de este incendio.

Los voluntarios llegaron de todos los puntos de la provincia de Lugo. Acudieron tres de cada uno de los cinco distritos en los que la Consellería de Medio Ambiente tiene dividida la provincia: Lemos, Ancares, Lugo-Sarria, Terra Cha y A Mariña. Se trata de una iniciativa sin precedentes.

Votación
9 votos
Comentarios

Los incendios de O Courel y Chantada siguen activos