Un monfortino traslada su empresa farmacéutica de Barcelona a Madrid

Indukern cambia de lugar su sede ante la perspectiva de la independencia

.

monforte / la voz

El Grupo Indukern se sumó ayer a la lista de empresas que trasladan su sede social fuera de Cataluña ante la posibilidad de que la Generalitat declare la independencia. Esta farmacéutica, que hasta ayer tenía su sede social en la localidad barcelonesa de El Prat, fue fundada por el monfortino José Luis Díaz-Varela.

Fue la propia empresa la que anunció ayer que traslada su sede social a Madrid, y lo hizo mediante una nota publicada en su página web oficial. Los portavoces de este grupo farmacéutico explican en ese comunicado han tomado esta decisión «ante la situación de inseguridad jurídica que se derivaría de una posible declaración unilateral de independencia». Y añaden que «como empresa familiar que siempre se ha definido como catalana y española, el Grupo Indukern quiere subrayar expresamente que se ha visto obligado a tomar esta decisión debido a la situación actual de inestabilidad jurídica, con el objetivo de preservar la actividad normal de todas sus empresas y en beneficio de sus clientes, empleados, proveedores y accionistas».

Cumple 55 años

Según la agencia de noticias Europa Press, el grupo Indukern, que celebra este año su 55 aniversario, cuenta con filiales en diecisiete países, comercializa sus productos en más de ochenta y creó en 2016 un total de sesenta puestos de trabajo en España. Su plantilla actual está formada por 1.696 personas. El grupo está formado por la empresa química Indukern, el laboratorio veterinario Calier y la farmacéutica Kern Pharma.

José Luis Díaz-Varela nació en Monforte en 1937 y a sus 80 años sigue siendo el presidente del grupo. En Monforte pasó sus primeros años, antes de trasladarse hasta A Coruña para cursar sus estudios. Según la información recogida por Europa Press, en la década de los 50 emigró con su familia a Venezuela. Con apenas 18 años, empezó a trabajar en diferentes empresas hasta que se incorporó a la plantilla de Industrial Kern S.A., una firma propiedad del industrial austriaco Heinz Kern, de quien se convirtió en su mano derecha.

José Luis Díaz-Varela decidió volver a España en 1962 para poner en marcha su propio negocio. Decidió establecerse en Barcelona por tratarse de una ciudad portuaria en la que ya tenía una fuerte implantación la industria química, farmacéutica y veterinaria. Allí fundó Industrial Kern Española S.A., que se acabaría transformando en Indukern. En aquella primera aventura empresarial contó con la ayuda de Heinz Kern, que actuó como socio suyo y aportó la mayor parte del capital inicial de la nueva empresa. En 1976, José Luis Díaz-Varela se hizo con la totalidad de la sociedad, pero decidió conservar el nombre inicial como muestra de agradecimiento a Kern.

Votación
11 votos
Comentarios

Un monfortino traslada su empresa farmacéutica de Barcelona a Madrid