Ninguna empresa ofrece suficiente dinero por el Palacio de Sober

El Igape bloquea la venta porque quiere recuperar 3,3 millones que invirtió en el hotel

.

monforte / la voz

El Palacio de Sober va a acabar vendido al mejor postor en una subasta pública. Los administradores judiciales intentaron durante meses la venta directa del este hotel de lujo, pero ya han desistido. La barrera que impidió el acuerdo fue el precio de compra. Ninguna de las empresas que se mostraron interesadas por hacerse con este edificio llegó a ofrecer suficiente dinero por él como para compensar la inversión que quiere recuperar el Instituto Galego de Promoción Económica (Igape), así que este departamento de la Xunta se niega a aceptar la venta en esas condiciones.

El juzgado mercantil de Madrid que dirige Alvaher 98 desde que hace dos años la empresa entró hace en proceso concursal, intentó a principios de este año encontrar un comprador para el hotel de lujo de Sober. El despacho de abogados designado por el juez para administrar la empresa y tratar de llegar a un acuerdo con sus acreedores había terminado ya la valoración del hotel tras llegar a la conclusión de que su valor en estos momentos asciende a 4,7 millones de euros. Los propietarios aseguraban haberse gastado 9.133.546 euros en la construcción y equipamiento de los cuatro pisos del edificio y en el acondicionamiento de su finca de 20.662 metros cuadrados.

En el informe de valoración figuraban también las cargas financieras que pesan sobre esta propiedad. La más voluminosa es una hipoteca suscrita a favor del Igape por valor de 3.312.000 euros. Después de entablar múltiples contactos en la industria hotelera, los administradores judiciales pidieron a las dos empresas que más interés habían mostrado que presentasen ofertas formales. Ninguna de las dos alcanzaba para cubrir la deuda que reclama el Igape, que en vista de ello decidió ejercer su derecho a vetar la operación. Fracasada la negociación de venta, no queda otra salida que la subasta.

Descartada la venta directa, el juzgado ya no tiene más remedio que subastarlo

El juez tiene ya la documentación que necesita y ahora solo tiene que poner fecha

Todavía no hay fecha para la subasta pública que debería sellar la liquidación completa del Palacio de Sober, pero los administradores de la empresa ya han presentado en el juzgado toda la documentación que cierra la fase en la que intentaron conseguir una venta pactada. Ahora le corresponde al juez decidir cuándo organizarla.

Formalmente no se trata solo de subastar el hotel de Sober, sino el conjunto de la empresa Alvaher 98. Sin embargo, este edificio y su finca forman el grueso de las propiedades que le quedan a esta firma, que nació y creció en el mercado de la compra y venta de carne y en sus últimos tiempos intentó entrar en el negocio inmobiliario y en el hotelero.

El hotel lleva tres años vacío, desde que cerró en el 2014 acuciado por las deudas y después de un expediente de regulación de empleo. Sin embargo, sus instalaciones y la mayor parte de su equipamiento original se encuentran en un estado de conservación aceptable. El edificio ha seguido conectado a la corriente eléctrica en todo momento y dispone de un sistema de vigilancia, con alarma incluida, para disuadir a posibles ladrones.

Votación
8 votos
Comentarios

Ninguna empresa ofrece suficiente dinero por el Palacio de Sober