Una sentencia libra al Ayuntamiento de pagar 1,5 millones que pedía Aqualia

Los tribunales habían rebajado a 336.000 euros la deuda y ahora un nuevo fallo la anula por completo

.

MONFORTE / LA VOZ

El borrón y cuenta nueva que planteaba el alcalde para firmar la paz con Aqualia deberá plantearse en otros términos si se retoman las negociaciones sobre la concesión del agua. Las cuentas ahora son otras y el nuevo saldo beneficia a los intereses municipales. Los integrantes del grupo de no adscritos desvelaron hoy una sentencia que anula uno de los contenciosos presentados por Aqualia. El fallo del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia establece que el Ayuntamiento no tiene que indemnizar a la empresa por el supuesto desequilibrio económico de la concesión acumulado entre la firma del contrato y el año 2005.

Aqualia reclamaba un total de 1,5 millones de euros por ese concepto. El anterior equipo de gobierno respondió con un primer recurso que fue tomado en consideración por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Lugo. En junio del 2014, la concejala María Xosé Vega daba a conocer aquel fallo inicial, que rebajaba la deuda a 336.000 euros. El gabinete jurídico que asesoraba entonces a los responsables municipales vio posibilidades de invalidar por completo la reclamación y el Ayuntamiento apeló ese año al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

El silencio de Tomé

La sentencia le fue comunicada el pasado 7 de septiembre. El alto tribunal el invalida por completo la reclamación de Aqualia, que no cobrará un solo euro por el desequilibrio económico que alegaba que se había producido hasta el 2005. Los concejales no adscritos revelaron la existencia de este fallo en una rueda de prensa celebrada esta tarde en el exterior del consistorio. «Non sabemos por que o alcalde non a deu a coñecer. Quizais porque pon en evidencia que neste asunto o anterior goberno nin actuou con desidia nin mirou para outro lado», señala la concejala Pilar López.

El silencio de Tomé sobre la sentencia también pondría de manifiesto, según su criterio, que «foi un erro o tratar de chegar a un acordo con Aqualia que só ía beneficiar á propia empresa e non aos veciños».

Votación
2 votos
Comentarios

Una sentencia libra al Ayuntamiento de pagar 1,5 millones que pedía Aqualia