«Intento ayudar al pequeño inversor a ganarle la partida a los especuladores»

Tuvo un pub en Chantada, fue camarero en Malta y ahora trabaja en Chipre para una empresa financiera


chantada / la voz

David Ramil nació en Chantada hace 34 años, pero ahora vive en Chipre. Licenciado en ciencias políticas por la Universidade de Santiago, graduado en derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en comercio exterior y márketing internacional por la Universidad Politécnica de Madrid, dio muchas vueltas antes de llegar a esa isla del Mediterráneo oriental. Abrió un pub en Chantada, aprendió inglés en Malta mientras trabajaba allí de camarero y de mayordomo, puso en marcha una empresa exportadora y finalmente, a sus 34 años, se ha asentado como agente de bolsa. En Chipre es uno de los analistas financieros de FXPrimus, una multinacional con oficinas en Sydney, Malasia, Uruguay, China o Hong Kong. El 1 de septiembre participará en un acto público en Santiago para presentar la actividad de esta empresa.

-En qué consiste su trabajo?

-En buscar acuerdos con inversores retail e institucionales, asesorarlos y facilitarles su entrada en el mercado Forex a través de FXPrimus. Desde un punto de vista personal trato de ayudar al pequeño inversor a ganarle la partida a los especuladores, entre los que destacan los que yo llamo estados-empresa, grandes corporaciones económicas que mueven los mercados gracias al apoyo de gobiernos a los que desafortunadamente les importa más el dinero que la ciudadanía.

-Qué es el mercado Forex?

-Es un mercado mundial descentralizado de todas las divisas que se operan en el mundo. Este mercado es el más grande y más líquido, con un volumen diario de operaciones que supera los 5 billones de dólares. Los demás mercados bursátiles en conjunto ni se acercan a estas cifras. FXPrimus me dio la posibilidad de organizar el Santiago Forex Day el 1 de septiembre en el Hotel Araguaney a las 17:00 horas. Invito a quien quiera saber más sobre Forex a registrarse en el enlace que circula por Facebook y recibir así una entrada gratuita. La empresa en la que trabajo estudia abrir una delegación en España y encargarme a mí su dirección. Si eso cuaja, no hay que descartar que esa delegación esté en Chantada.

-¿En Chantada?

-Sí. En la empresa pensaban en principio abrir esa nueva sede en Madrid o Barcelona, pero les hablé de hacerlo en Chantada. Una vez explicados los pros y los contras, si el proyecto acaba prosperando probablemente sea posible instalar esa delegación en Chantada, aunque hará falta también que haya voluntad política para que el proyecto salga adelante.

-Para muchos, el mercado financiero es sinónimo de malas prácticas, opacidad y especulación. ¿Es un retrato exagerado?

-Creo que no es exagerado, pero hay que matizar. Es cierto que hay pseudoprofesionales que intentan aprovecharse de gente que desconoce los riesgos de los mercados financieros. En Forex encontramos bastantes chiringuitos financieros que responden a dicho perfil. No obstante, este mal afecta a todos los sectores donde hay movimientos importantes de capital. Si usted le hace esta pregunta a los afectados por las preferentes a buen seguro le dirán que fueron víctimas de malas prácticas, opacidad y especulación, algo con lo que estoy totalmente de acuerdo. Los tenedores de preferentes fueron los primeros en rescatar a bancos y cajas en España. El ejecutivo de Mariano Rajoy y los organismos reguladores consintieron ese abuso. Deberían estar en la cárcel por eso y por muchas otras cosas de sobra conocidas. Sin embargo, hace unas semanas estaban en Chantada colgando medallas… Debido a este tipo de situaciones me considero un exiliado político.

-¿Es preciso tener una formación mínima para invertir dinero en bolsa?

-Es preciso tener formación o bien estar en manos de profesionales que expliquen claramente los pros y contras de esta industria. Conozco traders profesionales de Forex que son capaces de sacar una rentabilidad promedio de alrededor de un 5% mensual desde un capital mínimo de 10.000 euros a cambio de una comisión preestablecida con el cliente. En cualquier caso hablamos de promedios, 100% seguro no hay nada. La ganancia suele ir en proporción al riesgo que el inversor desea asumir.

-¿El mercado financiero supone una oportunidad para los jóvenes que buscan empleo?

-Rotundamente sí. Sobre todo el mercado Forex donde la demanda del español o portugués como lenguas madre es altísima. En ambos casos los aspirantes han de contar con un buen nivel de inglés, aunque veces con un nivel intermedio es suficiente. Existen multitud de ramas y los salarios base varían entre 1.200 y 2.000 euros al mes más bonus, Un operador de atención al cliente gana un mínimo de 1.200 euros con contrato indefinido a partir del sexto mes.. En otras áreas de este sector los trabajadores pueden llegar a ganar lo que su formación y talento les permitan.

-¿Qué habilidades son precisas para trabajar en el mercado financiero? ¿A usted le resultó complicado entrar?

-Nunca me ayudó nadie a conseguir un trabajo. Viví en Madrid, Barcelona o en países como Suecia o Italia. Tuve un pub en Chantada, fui camarero y mayordomo en Malta, donde me explotaron lo suyo, pero no me rendí porque tenía el objetivo de mejorar mi inglés. Fundé una empresa de exportación y exportación en ese mismo país y ahora trabajo en Forex. A veces no se trata de lo difícil que parezca sino de la confianza que tengas en tus posibilidades y del esfuerzo que hagas. También me ayudó que mis verdaderos amigos siempre creyeran en mí a pesar de que, tanto mi evolución laboral como la publicación de mi libro donde reflejo mi filosofía de vida y lo que aprendí en los viajes que hice alrededor del mundo, se fuesen retrasando en el tiempo. Mención especial merecen mis padres, mi abuelo David Somoza y mi abuela Carmen Rodríguez, que siempre me apoyaron.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

«Intento ayudar al pequeño inversor a ganarle la partida a los especuladores»