Llegó la hora del mundial

El piragüista del Quixós Andrés Saco se estrena hoy en Austria en este campeonato


monforte / la voz

El piragüista monfortino Andrés Saco debuta hoy en un mundial. La joven promesa del club Quixós lo hace a las tres menos veinticinco de la tarde en la ciudad austríaca de Murau en la prueba de C-1 individual clásica. También hoy, pero a las seis menos cinco de la tarde competirá en C-2 descenso clásica con su compañero Alan Padilla.

En este mundial sub-23, el deportista monfortino tiene sus opciones, sobre todo en la prueba de esta tarde. «Aquí tenemos muchas opciones de hacerlo bien. Reconozco que nuestras aspiraciones pasan por acabar entre los cinco primeros clasificados», señala Andrés Saco.

El piragüista monfortino sí tiene experiencia en la copa del mundo, competición que disputó el año pasado. No obstante, el nivel es mayor en el mundial, ya que aquí participan los mejores piragüistas menores de 23 años. «Estoy muy contento de competir aquí, y mi objetivo es hacerlo lo mejor posible. Hay que darse cuenta de que para cualquier deportista disputar un mundial es lo máximo, ya que después solo te queda ir a unos Juegos Olímpicos», añade Saco.

Las previsiones

Aunque no ha viajado, su entrenador, Santi Díaz, está en permanente contacto con el piragüista. El director deportivo del club Quixós lo ve con opciones. «Andrés está muy animado, y atraviesa un buen momento de forma, sobre todo después de la subluxación de hombro que sufrió a principios de año. Ha entrenado muy bien, y estoy convencido que hará un gran papel», señala.

Díaz está muy contento con la presencia de su discípulo en una competición de estas características. «Se lo merece, y su clasificación es el resultado del trabajo, entrega y compromiso de los años que lleva haciendo piragüismo», concluye el entrenador del Quixós.

Andrés Saco es el tercer deportista del club monfortino que compite en un mundial, y eso no es casualidad. Se trata del resultado de una rigurosa planificación, de un trabajo continuo tanto en los entrenamientos como en las competiciones oficiales y del compromiso y entrega de los deportistas.

El primer deportistas del Quixós que compitió en un mundial fue Marcos González, que ya es todo un clásico en esta competición. Este año, el monfortino no pudo competir, ya que se está recuperando de una lesión que le impidió estar presenta en la mayoría de las pruebas de este año.

El siguiente piragüista del Quixós en acudir a un mundial fue Manuel Freire, que al igual que González, se convirtió en un espejo para el resto de deportistas del club. Ahora está Andrés Saco y a medio plazo uno de los candidatos con más opciones de acudir al mundial es Nico Díaz.

Un incentivo añadido

El hecho de que estos deportistas sumen éxitos supone una gran motivación para el resto de componentes del Quixós, que ven como trabajando se puede llegar a lo máximo. Esto hace que cada vez sean más los deportistas que se inclinan por el piragüismo.

 

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Llegó la hora del mundial