El censo de viticultores cae a los niveles de 1999 en Ribeira Sacra

El envejecimiento demográfico pasa factura mientras los vinos ganan proyección


monforte / la voz

Pocas denominaciones de origen experimentaron una transformación tan radical como la que ha conocido la Ribeira Sacra en estos últimos veinticinco años. La puesta en marcha del consejo regulador marca un antes y un después para los vinos de esta zona. Las ventas a granel que no hace tanto sostenían un viñedo en recesión dieron paso a una etiqueta de prestigio en la que tiene puestas sus miras la crítica internacional. Pero no todo son luces en este escenario de la viticultura extrema. El envejecimiento poblacional pasa factura al censo de viticultores, que según los datos más recientes retrocedió a los niveles de hace dieciciocho años.

La web del consejo regulador detalla que la pasada campaña, la última sobre la que existen cifras disponibles, estaban censados en la denominación de origen un total de 2.438 viticultores. Es la cifra más baja desde el año 1999, cuando el número de cosecheros registrados era de 1.600. En ese período, las bodegas pasaron de 64 a 89. La superficie de viñedo, por su parte, pasó de 1.200 a 1.241 hectáreas, siempre de acuerdo con los datos oficiales.

Nuevas plantaciones

Ese incremento de 41 hectáreas se debe a las nuevas plantaciones de viñedo que pusieron en marcha las bodegas de mayor volumen de producción para autoabastecerse de uva. Esos nuevos viñedos mantuvieron a raya, al menos por ahora, el abandono de pequeñas parcelas que traerá consigo la merma en el censo de viticultores.

Evaristo Rodríguez, responsable de Adegas Moure y hasta ahora vicepresidente del consejo regulador de Ribeira Sacra, asume la gravedad del problema que delata la evolución del censo de viticultores de la denominación de origen. «É un problema moi serio. De pouco sirve que se fale da Ribeira Sacra se perdemos viñedo», señala. Ese paulatino abandono afecta fundamentalmente a pequeñas parcelas, en las que el condicionante de las reducidas dimensiones se suma al de las dificultades orográficas en las zonas de cultivo.

Según un reciente estudio encargado por el consejo regulador, el viñedo acogido a la denominación de origen Ribeira Sacra se reparte en la actualidad entre alrededor de 41.000 parcelas. Un dato revelador sobre la superficie media de los viñedos, si se tiene en cuenta que hay 1.214 hectáreas inscritas en la denominación.

Posibles riesgos

«Hai risco de perda de superficie de viñedo e consello regulador non se pode poñer do outro lado», dice Evaristo Rodríguez. Pero es la Xunta, según su criterio, la que debería dar un primer paso a través de le creación de un banco de tierras que evite que esas viñas queden a monte. «Hai que ter en conta que tamén sosteñen unha paisaxe de moito valor», apunta.

En el sector

hay preocupación

ante el riesgo de pérdida de superficie

En la actualidad están censados en la denominación de origen 2.438 productores

La formación del nuevo consejo regulador, prevista en principio para el jueves

El acto de constitución del nuevo consejo regulador de la denominación Ribeira Sacra está prevista en principio para las seis de la tarde del jueves. Hasta mañana, sin embargo, no se confirmará si la Consellería de Medio Rural dará el visto bueno a esta fecha, propuesta por los miembros del referido organismo. La fecha límite para formar los consejos reguladores de las denominaciones gallegas de productos agroalimentarios está marcada para el día siguiente. El renovado órgano rector de Ribeira Sacra estará presidido por José Manuel Rodríguez, que ha ocupado este cargo hasta ahora. El consenso entre bodegas y la mayoría de los viticultores hizo innecesario celebrar elecciones.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El censo de viticultores cae a los niveles de 1999 en Ribeira Sacra