Los llamamientos de Orozco y Blanco en favor de Susana Díaz tuvieron muy poco eco en Lugo


lugo / la voz

Al día siguiente de que los militantes del PSOE en Lugo apoyasen de manera masiva a Pedro Sánchez como secretario general, las palabras de unidad e integración se compartían con las de expectación e incluso temor a posibles purgas, término ayer en boca de los partidarios de la candidatura de Susana Díaz pero que nadie se atrevía a decir en público. El más elocuente en este sentido fue el alcalde de Becerreá y vicepresidente provincial, Manuel Martínez, declarado anti Pedro Sánchez y que señaló: «Como membro da vella garda estou á espera para ver como é o novo partido de Sánchez», apuntando después que si no existe integración «tomarei as decisións oportunas».

El caso es que la victoria de Sánchez en Lugo -en el feudo histórico de Orozco y José Blanco, declarados partidarios de Susana Díaz- ha sido aplastante. El 68,6% de los militantes (1.180 votos) frente al 23,3% de Díaz (397) y el 8% de Patxi López (140). Lugo ha sido, en porcentaje, la novena provincia de España en la que Sánchez ha conseguido mejor resultado, tras las cuatro de Cataluña, A Coruña, Cantabria, Navarra y Baleares.

La candidatura de Pedro Sánchez ganó en la gran mayoría de las agrupaciones socialistas de la provincia, salvo en feudos donde sus alcaldes se posicionaron a favor de Susana Díaz, como Becerreá, Castroverde o Navia (en este caso, Sánchez no obtuvo ningún voto), así como en zonas del interior como Palas, Monterroso, Samos, O Incio o Cospeito. Como dato curioso, Patxi López venció en la agrupación de Paradela.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los llamamientos de Orozco y Blanco en favor de Susana Díaz tuvieron muy poco eco en Lugo