Los embalses del sur lucense están al 77% de su capacidad total

En Vilasouto, el agua almacenada se mantiene un poco por encima del 50%


monforte / la voz

Tras la notoria escasez de precipitaciones que caracterizó el pasado invierno y gran parte de la primavera, las lluvias de la primera mitad de este mes han aliviado la sequía y el riesgo de incendios forestales en el sur lucense. La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil mantiene la calificación de «normal» para la red hidrográfica de la zona. Mientras tanto, los embalses del sur lucense acumulan en conjunto 857 hectómetros cúbicos, lo que supone el 77,3% de su capacidad total, que asciende a 1.108 hectómetros cúbicos.

La situación es desigual en los diferentes embalses. El volumen de agua actualmente almacenada en la presa hidroeléctrica de Belesar -de 447 hectómetros-, está por debajo del mismo período del año pasado, que ascendía al 83,36%, con 546 hectómetros. Esta misma semana ha liberado agua por su válvula de regulación del caudal ecológico. En el embalse de Os Peares el volumen es ligeramente superior, ya que en la misma semana del 2016 acumulaba 178 hectómetros -el 97,88% de su capacidad-, frente a los 179 actuales.

En los embalses del Sil, el de Montefurado se encuentra al límite de su capacidad -de diez hectómetros cúbicos-, mientras que hace un año estaba al 80%. En los de San Pedro y Sequeiros, la situación es exactamente la misma que en el 2016. En la presa de Santo Estevo, en cambio, el volumen de agua almacenada es menor que hace un año, pasando de 190 hectómetros cúbicos a 187.

El embalse que está actualmente más lejos de su capacidad total es el de Vilasouto, que es el único cuyo volumen no oscila en función de las necesidades de producción de energía eléctrica. Según los datos que ofrece la confederación hidrográfica, la presa acumula 11,19 hectómetros cúbicos, el 55,23% del total. La cifra registrada en la web embalses.net es algo inferior, de solo once hectómetros. A finales del pasado mes, con la presa al 53,65% de su capacidad total, la comunidad de regantes de la red Val de Lemos manifestaba su preocupación ante la posibilidad de que esta situación afectase al inicio de la campaña de regadío.

Un fuerte aumento de precipitaciones con respecto al mes pasado, que resultó especialmente seco

Las lluvias caídas a lo largo de la primera mitad de mayo en las comarcas del sur de la provincia han superado con creces las que se registraron durante todo abril, un período que resultó particularmente seco. En la red de observatorios de Meteogalicia, la mayor diferencia se notó en el de Bóveda, donde entre los pasados días 5 y 12 se acumularon en total 72,6 litros por metro cuadrado. En abril, esta misma estación solo había registrado dos días de lluvia, el 1 y el 25, con 2,8 y 0,8 litros por metro cuadrado respectivamente.

En cuanto a cantidad de agua caída, la segunda posición corresponde al observatorio de Folgoso do Courel, con un total de 39,5 litros por metro cuadrado acumulados en lo que va de mes frente a los 4,4 registrados en abril. En la estación de Monforte se acumularon durante este período 29,4 litros por metro cuadrado, una cantidad que el pasado mes se limitó solamente 0,6 litros.

Quiroga y Chantada

En la estación quiroguesa de A Conchada quedaron registrados este mes un total de 18,8 litros por metro cuadrado, frente a los 4,1 de todo abril. En el observatorio chantadino del monte Faro, la precipitación acumulada durante el último mes se redujo a dos litros por metro cuadrado. Los datos de la primera quincena de mayo no están disponibles.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los embalses del sur lucense están al 77% de su capacidad total