El plan Leader salvará a los murciélagos de la Cova das Choias

A Pobra do Brollón solicitó una ayuda del GDR Ribeira Sacra-Courel para cerrar la cavidad con una reja


monforte / la voz

El Ayuntamiento de A Pobra do Brollón solicitó al grupo de desarrollo rural Ribeira Sacra-Courel una ayuda de en torno a 15.000 euros para llevar a cabo un proyecto de conservación de la colonia de murciélagos de la Cova das Choias, que alberga dos especies raras y amenazadas. Los responsables municipales confían en conseguir esta subvención en el próximo reparto de ayudas del Leader, ya que se concede prioridad a las iniciativas relacionadas con la conservación del patrimonio natural. Según la normativa legal, este proyecto deberá estar ejecutada el 15 de octubre.

El proyecto consiste en cerrar la entrada de la cueva con una reja que permita entrar y salir a los animales impidiendo al mismo tiempo las visitas incontroladas de personas, que según los expertos es lo que está causando un fuerte declive de la población de murciélagos. La iniciativa fue promovida en principio por la comunidad de montes del pueblo de Biduedo, en cuyos terrenos se encuentra la cueva. La Xunta concedió a este colectivo una ayuda para ejecutar el proyecto, pero la comunidad decidió renunciar a ella porque la subvención se otorgó con mucho retraso y no había suficiente tiempo para ejecutar las obras en el plazo marcado.

Ante este obstáculo, el Ayuntamiento decidió asumir la realización del proyecto y para ello solicitó la ayuda del GDR. La asociación conservacionista Drosera, que colabora en la iniciativa, considera que el cierre de la cueva debe llevarse a cabo cuanto antes, ya que la colonia de murciélagos corre el riesgo de desaparecer en un plazo más o menos corto si no se toman medidas protectoras.

Caída de población

El biólogo Roberto Hermida, miembro de Drosera, señala que las últimas observaciones -realizadas en el 2012- indican que en la cueva viven actualmente en torno a un millar de murciélagos. En un censo anterior realizado en el 2007 se habían contabilizado unos 3.000. Otras informaciones más antiguas, de los años 80, hablan de unos 5.000 individuos, aunque Hermida puntualiza que estos últimos datos no son totalmente fiables.

Desde el punto de vista ambiental y biológico, las dos especies más importantes que viven en la cavidad son el murciélago grande de herradura (Rhinolophus ferrumequinum) y el murciélago de cueva (Miniopterus schreibersii), dos especies cuyas poblaciones se han reducido considerablemente en toda Europa en las últimas décadas. La menos numerosa es la primera, de la que quedan en torno a cien ejemplares, la mitad que hace una década.

Los especialistas de Drosera señalan que esta fuerte disminución se debe sin duda a la frecuente presencia humana en la cueva, ya que el acceso es relativamente fácil y no es posible vigilarla por estar en un lugar aislado. Cuando los animales ven alterado su hábitat por este motivo, pueden llegar a dejar de usarlo como refugio y lugar de cría, de forma que las colonias acaban por desaparecer. Esto es algo que ya se produjo en otras cavidades naturales gallegas que en tiempos albergaron importantes poblaciones de murciélagos y que las perdieron totalmente a causa de la presión humana.

Presentados 46 proyectos que suponen una cifra de inversión de casi 2,8 millones

El proyecto del Ayuntamiento de A Pobra do Brollón para la Cova das Choias fue uno de los que se analizaron en una reunión que la junta directiva del GDR Ribeira Sacra-Courel mantuvo ayer en este mismo municipio. El pasado día 31 se cerró el plazo de presentación de solicitudes para optar a las primeras ayudas del Leader de este año y la reunión tenía por objetivo realizar un primer análisis de estas iniciativas. En total se presentaron 46 proyectos, de los que veintisiete son de carácter empresarial. Los dicienueve restantes son de los llamados «no productivos» y consisten en iniciativas de interés social promovidos por ayuntamientos y asociaciones.

Según explicó el gerente del GDR, Martín Alemparte, la cifra de inversión prevista en todos estos proyectos asciende a 2.798.000 euros. De ellos, 2.488.000 corresponden a los de carácter empresarial y los restantes 309.000 a los no productivos. Sin embargo, aún no se puede asegurar que todos los promotores recibirán las ayudas que han pedido, ya que los proyectos deberán ser valorados de acuerdo con los baremos establecidos para la fase actual del plan Leader. A finales de junio se sabrá cuáles son los proyectos seleccionados para recibir las primeras subvenciones.

En todos los municipios

Por otro lado, Alemparte resaltó el hecho que en todos los municipios del grupo -Bóveda, Monforte, Pantón, A Pobra do Brollón, Quiroga, Ribas de Sil, O Saviñao, Sober, Folgoso do Courel, O Incio, Samos, Triacastela y As Nogais- se han presentado solicitudes para esta primera tanda de ayudas. Una buena parte de estos proyectos son de comercialización de productos agrarios y también hay algunos relacionados con el sector.

En cuanto a los proyectos presentados por los ayuntamientos, algunos están relacionados con el plan de creación de un parque geológico en los municipios de la comarca de Quiroga. Es el caso del Ayuntamiento de Ribas de Sil, que pretende conseguir fondos para construir dos miradores geológicos.

En caso de que sobre dinero de este primer turno de reparto -apunta Martín Alemparte por otro lado- se abrirá otro segundo plazo de solicitudes que se extenderá hasta el 31 de mayo. Si no sucede así, el siguiente plazo para recibir proyectos se cerrará el 31 de marzo del año próximo. «Pero es proceso de recepción de proyectos es continuado y no se cierra en ningín momento, así que los que deseen pueden seguir presentándolos cuando quieran», explica.

En junio se sabrá cuáles son las inicativas que recibirán las subvenciones

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El plan Leader salvará a los murciélagos de la Cova das Choias