La revolución del vino español conquista Londres

Ribeira Sacra estuvo representada por Dominio de Bibei, Envínate, Fedellos do Couto y Guímaro en la muestra Viñateros


Algo se mueve en el vino español. Hasta hace poco, ese afán de cambios se dejaba sentir de puertas adentro. Ahora toma cuerpo también a nivel internacional. Bajo el lema A spanish wine revolution, un grupo de cuarenta bodegas participaron ayer en Londres en la muestra Viñateros. Tuvo como escenario una de salas del Museo Nacional de Arte Británico y entre los participantes estaban Dominio de Bibei, Envínate, Fedellos do Couto y Adega Guímaro.

Estas cuatro bodegas de Ribeira Sacra figuran entre las que suscribieron el manifiesto del denominado Club Matador, un texto que resume con precisión la filosofía que impulsa iniciativas como la que se desarrolló en el Tate Modern de Londres. «En España se han desarrollado políticas para convertir nuestro viñedo en el mayor del mundo, pero no ha habido acciones encaminadas a convertirlo en el mejor», señala el manifiesto.

Cambio de chip

Telmo Rodríguez, uno de los promotores de esta iniciativa, estuvo presente en Londres en la muestra Viñateros. Detrás de este tipo de eventos hay un interés por mostrar una cara diferente del vino español. El que no busca competir con copias más baratas de lo que se hace en otros lugares. «Los que andamos continuamente maleta en mano por el mundo sabemos que el vino español es sinónimo de un producto barato», dice este enólogo.

Los bodegueros que se dieron cita en las dependencias del Tate Modern viajan con otro chip. Son elaboradores que se ganaron un prestigio a base de hacer bandera de la singularidad de sus vinos, de la fidelidad al lugar de origen que los diferencia. De Galicia, también estuvieron presentes en la muestra Rafael Palacios, Coto de Gomariz, Luis Anxo Rodríguez, Nanclares y Prieto, y Zárate.

La masiva asistencia de público a la cita londinense con los revolucionarios del vino español pone de manifiesto el creciente interés internacional por esa nueva hornada de elaboradores. Pedro Rodríguez, de Adegas Guímaro, no pudo acudir el pasado lunes a Santiago a recibir el premio del Instituto Galego do Viño a la mejor bodega del año por encontrarse en otra feria promocional, en este caso en Suecia. Los países escandinavos, curiosamente, son el segundo mercado exterior con mayor demanda de vinos de Ribeira Sacra después del estadounidense.

Dominio do Bibei y Envínate destacan, por otra parte, entre las bodegas de esta denominación de origen con mayor volumen de ventas en el mercado internacional. El caso de Envínate resulta llamativo por la gran repercusión que tienen sus vinos entre la crítica especializada en Estados Unidos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La revolución del vino español conquista Londres