La autovía Ourense-Lugo, pendiente de las «prioridades» de FomentoEn Marea reclama hoy en Madrid medidas para reducir el peligro en la N-120

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZMONFORTE / LA VOZ

LEMOS

álvaro ballesteros

El ministerio aún no da pistas sobre la inversión de este año en el tramo de A Barrela

21 feb 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

La otra gran autovía del interior de Galicia, la A-56 entre Lugo y Ourense, sí que lleva camino de ser una odisea, por mucho que los alcaldes lucenses y ourensanos por donde discurre el trazado y desde la patronal lucense pidieran en varias ocasiones el Gobierno la adjudicación de tramos.

El Gobierno acaba de responder a la diputada del PSOE por Lugo, Margarita Pérez, que «los plazos en los distintos tramos de la A-56 y de la variante norte de Ourense dependerán de las disponibilidades presupuestarias y de las prioridades que se asignen». De esta manera, cuando se conozcan las cuentas del Estado del 2017 se sabrá si para el Gobierno esta autovía es de las marcadas como prioritaria o si se seguirán dando lentos pasos en su construcción.

Tampoco el parón en las obras del pasado año al haber Gobierno en funciones ayudó al desarrollo de esta obra. En julio del 2015 se retomaron las obras de un tramos entre ambas provincias, entre A Barrela (Carballedo) y San Martiño, en el límite entre las provincias de Lugo y Ourense. Son 9,8 kilómetros, con un presupuesto de 33,43 millones. Este tramo se había paralizado a inicios de la década con la llegada de la crisis.