«Es la primera vez que me hacen la prueba de drogas», dijo tras dar positivo

Cinco camioneros dieron positivo en drogas y 16 conductores guiaban a una velocidad máxima permitida


lugo / la voz

Veintiuna pruebas de drogas realizadas a conductores que guiaban camiones y furgonetas. Cinco de los controlados arrojaron un resultado positivo: tres en cocaína y dos en opiáceos. Es el balance de un control o dispositivo operativo masivo (DOM) realizado a primera hora de la mañana de ayer en la estación de servicio de O Corgo, en sentido A Coruña. Además dieciséis conductores, que entre las seis y ocho de la mañana circulaban por ese tramo de la A-6, fueron interceptados por el radar. Circulaban a una velocidad máxima de la permitida en una gélida mañana en la que el mercurio marcaba menos cuatro grados y predominaba la densa niebla. Antes del control, un desvío señalizado con conos para que todo conductor pasara por la inspección de Tráfico. «Soy autónomo y llevo cinco años trabajando con el camión. Es la primera vez que me hacen la prueba de drogas y eso que recorro España de arriba abajo», indicaba un camionero de Murcia que se dirigía a una fábrica de Bergondo a descargar electrodomésticos. Acabó arrojando positivo en drogas. El agente que le realizó la prueba le explicó el procedimiento. Al pasar cinco minutos -tiempo aproximado que se tarda en salivar-, el guardia introdujo la muestra en el «drogotest» y al poco tiempo salió el resultado. Positivo. El camionero se mostró sorprendido. Indicó que se acaba de levantar para ponerse al volante. Reconoció que había consumido marihuana el viernes a la ahora de la cena. «Hay que sacar otra muestra que es la que se envía al laboratorio. Ahora le inmovilizamos el camión. Usted no puede conducir. O viene otro conductor o por la tarde noche volvemos a hacerle la prueba para comprobar que no da positivo», indicó el agente. Tenía que estar a las nueve de la mañana en Bergondo para descargar el material pero tal como guiaba no estaba apto para continuar su ruta. Se quedó retenido en la propia estación de servicio. «Cerraré las cortinas y me echaré a dormir», indicó.

Según pasaban los minutos el tráfico era más fluido aunque eran principalmente los camiones los que se encontraban circulando. Se dirigían a las diferentes bases para descargar la mercancía. «Vengo de Ponferrada y voy para A Estrada a descargar chapa. No he consumido alcohol ni drogas. ¿Para qué? Para matarme yo mismo o matar a otra persona... Llevo 14 años dedicándome a la ruta y nunca he sido sancionado por guiar bajo los efectos de las drogas. Ya me llega con fumar tabaco», indicó el conductor. Tras analizar la muestra, efectivamente, no había consumido ninguna sustancia estupefaciente. «Veo normal lo que hace Tráfico. Mi obligación es llevar mercancía, la de ellos es mirar por la circulación», manifestó este conductor antes de continuar su ruta.

Y suerte la que tuvo un camionero de Córdoba que transportaba cajas de un conocido refresco. Se dirigía a Cervo y reconoció al agente que había consumido marihuana el domingo. «Tengo cuarenta años y llevo mucho tiempo recorriendo Europa con un camión. Consumí marihuana el domingo. Estoy nervioso porque no sé el resultado que arrojará este aparato. Fumo desde que tengo 20 años. No voy a sitios raros, llego a mi casa y me relaja fumarme un peta», indicó este camionero que acabó arrojando resultado negativo tras practicarle la prueba de drogas.

Un intenso trabajo realizado en dos horas por los agentes de Tráfico de Lugo en una mañana gélida y con un único objetivo: controlar las condiciones de seguridad de los vehículos industriales que circulan por nuestras carreteras y comprobar que los conductores guían en perfecto estado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Es la primera vez que me hacen la prueba de drogas», dijo tras dar positivo