Razones por las que O Courel es ideal para escenificar la historia de los osos

Francisco Albo
francisco albo QUIROGA / LA VOZ

LEMOS

AURORA GRANDAL

Los científicos resaltan el interés de la sierra para explicar la evolución de dos especies de plantígrados

16 dic 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Si se lleva a cabo una propuesta del Instituto Universitario de Xeoloxía de A Coruña, el museo que planea crear el Ayuntamiento de Folgoso do Courel sería el primero de Galicia dedicado específicamentes a las poblaciones prehistóricas de osos. En él podrían exponerse fósiles de oso de las cavernas (Ursus spelaeus) y oso pardo (Ursus arctos) hallados en las cuevas de la sierra y otros puntos de la montaña lucense. Los científicos consideran que O Courel es un lugar especialmente indicado para ubicar un museo de este tipo. Estas son algunas de las razones.

Situación geográfica. Las sierras orientales gallegas conforman el extremo occidental del área de distribución geográfica del oso de las cavernas, que se extiende desde el norte de la Península Ibérica hasta China. La especie no vivió en otros continentes. Esta situación confiere a los yacimientos gallegos un gran valor científico. Un museo ubicado en el límite exacto del mundo habitado por el oso cavernario ofrecería un especial atractivo.

Último refugio. Investigaciones realizadas en tiempos recientes indican que las montañas gallegas fueron uno de los últimos refugios del oso cavernario, quizá el último de todos. En estos territorios, la especie resistió hasta hace unos 13.700 años antes de extinguirse. En el resto del continente desapareció mucho antes, hace unos 24.000 años.