¿Un intruso en el Camino de Invierno?

La etapa del monte Faro es la más controvertida con vistas al delimitación definitiva de esta ruta jacobea


monforte / la voz

Los técnicos del Xacobeo se dejaron ver en las últimas semanas por la Ribeira Sacra. Visitaron entre otros los municipios de Monforte y Chantada para proceder a una señalización provisional de los tramos por los que discurre el Camino de Invierno. La ruta es oficial a todos los efectos desde el pasado mes de agosto, cuando la Xunta de Galicia publicó el correspondiente decreto. Pero los indicadores de su trazado no son los definitivos. Lo que se está preparando es una solución transitoria hasta que llegue la delimitación oficial del camino, que podría no coincidir en algún tramo con la actual.

De momento, esa delimitación ni tan siquiera está en marcha. Sobre la base de otros trabajos similares, el alcalde de Monforte calcula que el mapa definitivo del Camino de Invierno podría tardar entre tres y cuatro años en ser aprobado. La Dirección Xeral de Patrimonio, en la que recae este cometido, deberá realizar el trabajo de campo y redactar el proyecto antes de que se someta a los plazos de tramitación que establece la ley.

Al menos a su paso por el sur de Lugo, el actual trazado responde a grandes rasgos a un primer estudio histórico promovido por la Asociación del Camino de Santiago de Lugo en el año 1999. Desde entonces, hubo algunos cambios. Por ejemplo, se modificó el trazado de la ruta en los municipios de Ribas de Sil y A Pobra do Brollón, ante la imposibilidad de sortear la barrera natural que supone el Sil entre Torbeo y Vilachá de Salvadur. No es el único condicionante que obligó a revisar el camino original. También tuvo que adaptarse a la presencia de la vía del ferrocarril o a las masivas repoblaciones forestales de tiempos recientes.

El Camino de Invierno nace como una vía de peregrinación alternativa a la que se recurriría en tiempos en esa época del año. Se trataría así de «evitar encontrarse con el dificultoso paso de las cumbres nevadas de O Cebreiro», detalla la web de la Asociación Caminos a Santiago por la Ribeira Sacra. La pregunta parece obligada: ¿por qué entonces la etapa del monte Faro?.

El estudio realizado en el año 1999 detalla que el camino original se pierde a la salida de Chantada como consecuencia de las obras de la vía rápida de Lalín y las concentraciones parcelarias. Los historiadores plantearon en su día una alternativa que es la que se acepta en la actualidad y que incluye la subida al monte Faro. «Desde Penasillás se inicia la subida al monte Faro, que pese a su dureza y a la altitud, que rebasa la cota de los mil metros, se atravesaba en cualquier época del año, aún con nieve», sostiene el estudio de 1999.

210 kilómetros

Longitud del Camino de Invierno en su tramo gallego

Los caminos que pasan por la provincia de Lugo suman más de ochocientos kilómetros

el primer estudio

Autores y contenido

El informe sobre el Camino Sur a Santiago por la provincia de Lugo fue realizado por Elisa Ferreira Priegue, profesora de historia medieval de la Universidad de Santiago; Ramón Yzquierdo Perrín, catedrático de historia del arte de la Universidad de A Coruña; Juan Balboa Vázquez, restaurador del Museo Provincial de Lugo; y Juan Carlos Fernández Pulpeiro, entonces presidente de la Asociación del Camino de Santiago de Lugo. El documento describe el trazado original y su estado de conservación en aquel momento. Incluye además un apartado sobre los fundamentos documentales y los monumentos existentes.

Aida Menéndez: «Hay lugares en los que no resulta factible recuperar la senda original»

Aida Menéndez destaca que la delimitación actual del Camino de Invierno es el resultado de un «tremendo trabajo de campo» a partir de la información recopilada en el estudio histórico elaborado en el año 1999. «Nos gustaría haber recuperado el camino original, pero hay tramos en los que no resulta factible por los cambios de todo tipo que se produjeron», dice la presidenta de la Asociación Caminos a Santiago por la Ribeira Sacra.

Las diferentes etapas del Camino de Invierno a su paso por el sur lucense, según destaca, se ajustan a las directrices que marcaron los expertos en el informe que avaló la presencia histórica de esta ruta de peregrinación. La coherencia de la inclusión del tramo del monta Faro está a su juicio fuera de cualquier duda. «Los peregrinos solían desviarse a aquellos lugares en los que había santuarios para ofrecerse. Y no iban para desandar después el camino y volver a una ruta más comercial, por así decirlo», dice Aida Menéndez.

La presidenta de la Asociación Caminos a Santiago pola Ribeira Sacra hace hincapié en que no siempre se puede aplicar una lógica moderna a una ruta de peregrinación y relativiza el problema que pudiese haber planteado la cumbre de O Faro. «Los días en que nieva con intensidad se cuentan con los dedos de una manos», argumenta.

El tramo entre Torbeo y Vilachá ya tuvo que ser descartado por la imposibilidad de sortear el Sil

La Asociación Caminos a Santiago pola Ribeira Sacra se esforzó por mantener la ruta original en el tramo entre Torbeo (Ribas de Sil) y Vilachá de Salvadur (A Pobra do Brollón). Tenía especial interés en conservarla por la espectacularidad del paisaje en esa ribera del Sil, el patrimonio natural y etnográfico que atesora y la experiencia que supondría poder atravesar un tramo de camino en barca. «Pensamos que podía ser algo muy atractivo para el peregrino y en aquella época llevamos a cabo infinidad de gestiones para solucionar el problema», rememora la presidenta de la asociación Aida Menéndez. Pero nadie quiso asumir los gastos que supondría mantener esa comunicación entre las dos orillas del Sil.

«Los peregrinos llegaban a Torbeo y se encontraban con que no podían seguir la ruta. No podíamos continuar así y tuvimos que buscar una alternativa al trazado» explica Aida Menéndez. La web del camino de Invierno precisa en la actualidad que no es posible hacer esa etapa, pero recomienda al viajero una escapada a Torbeo para disfrutar del impactante paisaje de ese tramo del cañón del Sil. La alternativa para el peregrino es seguir la cuenca del Lor desde Quiroga para continuar ruta hacia Monforte por Cereixa y Reigada.

Votación
6 votos
Comentarios

¿Un intruso en el Camino de Invierno?