Diez años de espera para juzgar el robo a un viajante de joyería

Le desvalijaron su coche frente a una parrillada de Taboada

X.C.
monforte / la voz

Tres personas fueron juzgadas esta semana en Lugo acusadas de haber robado joyas y dinero en un coche que estaba aparcado en Taboada. El robo se produjo en el verano del 2006, así que han pasado más de diez años hasta que el caso ha llegado a juicio. Uno de los procesados está en prisión y los otros dos se encuentran en paradero desconocido y son buscados por las fuerzas de seguridad.

La Fiscalía considera que los tres acusados se pusieron de acuerdo para robar en un Renault Megane que el 14 de junio del 2006 estaba aparcado junto a la carretera de Monterroso a Taboada, en una explanada frente a una parrillada en el lugar de A Baiuca, en ese último término municipal.

Siempre según la acusación pública, los procesados rompieron una de las ventanilla laterales del coche, que era propiedad de un viajante de joyería. De su interior se llevaron una maleta en la que había diferentes artículos de plata, como pulseras, gargantillas, colgantes o sortijas; y varias cajas que contenían marcos, también de plata, un cofre de madera y un chupetero. Además, se apropiaron de un maletín de viaje en el que el dueño del coche había guardado un sobre con quinientos euros en billetes de cincuenta, libros de facturas y otra documentación contable.

La Fiscalía considera que los tres procesados son responsables de un delito de robo con fuerza en las cosas y pide una condena de dos años de prisión para cada uno.

Desde la cárcel

Los tres tienen antecedentes por otros delitos y las fuerzas de seguridad tienen constancia de que utilizan diferentes identidades falsas. El único que está localizado cumple condena en una cárcel cercana a Málaga y declaró en el juicio de esta semana por videoconferencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Diez años de espera para juzgar el robo a un viajante de joyería