Torre de A Candaira, un monumento señorial de O Saviñao

En la parroquia de Rebordaos se conserva un singular conjunto arquitectónico de origen medieval


monforte / la voz

En el lugar de A Candaira, perteneciente a la parroquia de Santalla de Rebordaos, se encuentra uno de los más notables conjuntos arquitectónicos del municipio de O Saviñao. Se trata de la torre de A Candaira y la casa del mismo nombre, una importante muestra de la arquitectura señorial. Ambas construcciones están situadas a escasa distancia una de otra, pero en la actualidad pertenecen a distintas propiedades.

La torre de A Candaira está considerada como una de las fortalezas más antiguas de la provincia de Lugo. Se conserva prácticamente íntegra, tras una reciente restauración en la que fue reconstruida la parte superior del tercer piso y todo el almenado. El origen de esta construcción se desconoce, pero a juzgar por algunos elementos arquitectónicos de transición románica y por el perfil apuntado en puertas y ventanas y en la bóveda de la terraza, se supone que data de mediados del siglo XII. La primera referencia escrita que se tiene de ella es de finales del siglo XV, cuando Leonor da Candaira contrae matrimonio con Pedro Sarmiento, hijo de Diego Sarmiento de Sotomayor, dueño y señor de la fortaleza, y de Constanza de Sotomayor.

Construcción desaparecida

Según los estudios realizados por el investigador Julio Fernández Pintos, parece que no fue una construcción defensiva independiente. La hipótesis que propone es autor indica que formó parte de una casa noble actualmente desaparecida. Esta suposición está reforzada por el hecho de que en la cara sur, a la altura del segundo piso, se abre una puerta que presenta el mismo aspecto que la de la puerta de entrada, apuntada y con un tímpano que se apoya sobre dos ménsulas. A esa misma altura pero en la cara norte, hay otra puerta. Las dos están transformadas actualmente en balcones, pero lo más probable es que diesen acceso a otras dependencias del edificio desaparecido.

Sobre la puerta de acceso a la torre, por otra parte, se observa un relieve con un grabado prácticamente imperceptible, a causa de la fuerte erosión que ha sufrido. En la misma fachada del edificio y sobre el segundo piso hay una ventana adintelada. Por ecnima de, a la izquierda de la misma destacan dos escudos que corresponde a los señores de A Candaira. Frente a la cara norte, además, se conserva una curiosa fuente formada por cinco piezas de granito labradas y dispuestas de tal manera que crean una circulación constante de agua entre ellas. Desde 1994, la torre está catalogada como bien de interés cultural.

Casa señorial

La vecina Casa da Candaira, por otro lado, presenta un volumen considerable y está formada por una serie de construcciones unidas entre si, rodeando un pequeño patio interior desde el cual se puede acceder a los distintos cuerpos de la construcción. La entrada a la vivienda se hace a través de una monumental portada construida en granito y con un arco de medio punto formado por duelas bien trabajadas con acanaladuras. En el centro del arco se puede ver un bajorrelieve con restos de policromía en color rojo, que podría corresponder a una cruz de Malta. En el lado izquierdo del muro de la portada hay un hueco rectangular vacío, en forma de hornacina, que según los vecinos de más edad del lugar albergó en su interior la imagen de un santo. Las construcciones situadas a la izquierda del alzado principal se corresponden con la vivienda habitual y se accede a ellas a través de unas escaleras de granito y un corredor de madera.

Las dependencias situadas a la derecha de la entrada son utilizadas como bodega y cuadras. Llama la atención la presencia de dos cruces grabadas de forma muy tosca sobre los dinteles de una puerta y una ventana, que parecen indicanr que esta antigua casa estuvo relacionada con el clero o la Iglesia.

DESDE ESCAIRÓN

Hay que salir de la capital municipal de O Saviñao por la carretera LU-617 en dirección a Chantada. A los siete kilómetros es preciso desviarse a la derecha en dirección a Vilelos y Xuvencos. Al cabo de 1,5 kilómetros hay que tomar un vial asfaltado a la derecha que se dirige a A Candaira, situada a unos 750 metros del cruce

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Torre de A Candaira, un monumento señorial de O Saviñao