En Sarria reclaman una oficina propia del GDR para no depender de Chantada

El nuevo reparto suma tres municipios de esa comarca al antiguo grupo Miño-Ulla


lugo / la voz

Representantes de asociaciones de Sarria, acompañados de representantes municipales, acudirán el próximo jueves a Santiago para solicitar a la Xunta que mantenga abierta una oficina del grupo de desarrollo rural (GDR) en la villa.

El nuevo reparto de los GDR separó los concellos que forman la comarca natural de Sarria que antes formaban un grupo único. Tres de ellos: Sarria, O Páramo y Paradela quedaron encuadrados en el GDR Os Sete Castros que tiene la sede en Chantada, igual que el antiguo grupo Miño-Ulla, y que se completa con los de Palas de Rei, Monterroso, Antas de Ulla, Taboada, Portomarín y Carballedo.

El principal inconveniente que encuentran las asociaciones sarrianas en este reparto es que al estar la sede de la agrupación en Chantada obligaría a los ciudadanos a acudir a esta localidad para hacer cualquier consulta o realizar cualquier trámite relacionado. Consideran que un viaje de más de una hora en muchas ocasiones simplemente para realizar una consulta haría desistir a mucha gente. Por ello piden que se abra una oficina con un auxiliar en la villa para atender las necesidades de los sarrianos. Consideran que una solución intermedia, como la de que un técnico del GDR acudiera dos o tres días a la semana no cubriría las necesidades que reclama una población tan elevada como la del Concello de Sarria.

El cambio que llevó a cabo la administración autonómica este año en los GDR de Lugo fue reducirlos de 8 a 6 con la pretensión de que fueran más operativos.

La parte económica fue esencial a la hora de realizar este cambio, ya que la cantidad que se presupuestó para los grupos de desarrollo rural sufrió un notable descenso, pasando de los 150 millones de euros a los 84.

El nuevo reparto estuvo a exposición pública el tiempo establecido por la ley y ningún ayuntamiento ni tampoco particulares presentaron alegaciones, por lo que quedó aprobado.

Las delimitaciones que lleva a cabo Agader tienen en cuenta criterios de homogeneidad de los territorios en términos culturales, sociales, económicos y de servicios, por lo que en muchas ocasiones las agrupaciones de concellos no coinciden en muchas ocasiones con las comarcas naturales.

Los representantes de las asociaciones son conscientes de que el nuevo reparto es inamovible, por lo que sus esfuerzos se centrarán en conseguir que los vecinos de Sarria dispongan de una oficina en la villa para solucionar los trámites que precisen.

Los representantes del Leader están realizando charlas en todos los ayuntamientos para explicarles a vecinos y asociaciones las condiciones de los nuevos GDR que funcionarán hasta el año 2020.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

En Sarria reclaman una oficina propia del GDR para no depender de Chantada