Empieza la reconstrucción del camino destrozado por la apertura de Belesar

Un tramo de decenas de metros quedó destrozado en febrero por la fuerza del agua

Una excavadora trabaja sobre el terreno para recolocar las grandes rocas desplazadas por el agua hace tres meses.
Una excavadora trabaja sobre el terreno para recolocar las grandes rocas desplazadas por el agua hace tres meses.

monforte / la voz

La empresa gas Natural Fenosa ha empezado a reparar los destrozos provocados en uno de los accesos a las centrales hidroeléctricas de Belesar por la apertura de compuertas de la presa el pasado mes de febrero. La cantidad de agua liberada hizo crecer el nivel del río en la base de la presa hasta tal punto que el caudal se llevó por delante un tramo de decenas de metros de un camino asfaltado y un aparcamiento utilizado habitualmente por trabajadores de Belesar II, la central construida en los últimos años en las proximidades de la presa.

En aquel momento, fuentes de la empresa apuntaron que el vial afectado era un camino de servicio para los trabajadores que tienen que entrar en las instalaciones de esta nueva central. El camino había sido construido en el año 2013, cuando terminaron las obras de instalación de las turbinas.

Sobre el terreno trabaja estos días una pala excavadora que está recolocando las grandes rocas que se movieron durante la apertura de compuertas. El desplazamiento de estas enormes piedras dejó el camino sin base de apoyo.

Los destrozos se produjeron en unos días en los que se produjeron crecida generalizadas en los ríos. Igual que todas las demás centrales hidroeléctricas de la cuenca del Miño, Belesar se llenó y fue preciso liberar agua mediante la apertura de una de las dos compuertas de la presa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Empieza la reconstrucción del camino destrozado por la apertura de Belesar