La comisaría pasa una noche sin patrullas por escasez de personal

Fue la madrugada en la que entró en vigor la supresión de la oficina de denuncias

Exterior de la comisaría ayer, primera jornada sin oficina nocturna de denuncias.
Exterior de la comisaría ayer, primera jornada sin oficina nocturna de denuncias.

MONFORTE / la voz

Las limitaciones de personal suponen en algunas ocasiones un serio condicionante para el normal desarrollo de la actividad de la policía nacional de Monforte. En la madrugada del jueves al viernes llegó el mes de abril, y con él la anunciada reorganización que suprime la oficina de denuncias en horario nocturno. La desaparición de este servicio de atención a la ciudadanía se justifica precisamente por las estrecheces actuales de la plantilla, que esa noche tuvieron otras consecuencias imprevistas en la actividad de la comisaría. Debido a la falta de un número suficiente de agentes, la patrulla de seguridad ciudadana no pudo salir a la calle en ese turno.

El comisario de policía, Juan Mariñas, indicó ayer que se trata de un hecho excepcional que para nada tiene que ver con el cierre por las noches de la oficina de denuncias, vigente desde el pasado viernes. Mariñas precisó que las patrullas nocturnas seguirán funcionando con total normalidad y que lo sucedido esa madrugada se debió a la indisposición por enfermedad de uno de los agentes que debían permanecer de guardia.

Doble imprevisto

Las guardias nocturnas se cubren habitualmente con cinco policías nacionales. Esa noche, sin embargo, había tres disponibles. Los otros dos agentes que debían formar parte del turno disfrutaban de los días de descanso que se distribuyeron entre la plantilla por las vacaciones de Semana Santa. En principio tres policías permiten atender la patrulla de vigilancia y, al mismo tiempo, custodiar la comisaría. Al ponerse enfermo uno de ellos, el coche patrulla no pudo estar operativo. Requiere la presencia de dos efectivos y un policía debe permanecer necesariamente en la sede policial.

La imposibilidad de que pudiese salir el coche patrulla fue notificada a la policía local y también a la policía judicial por si fuese necesaria su presencia. Pese a ello, fuentes de la plantilla de la policía nacional hacen hincapié en que las actuales circunstancias impiden cumplir con un servicio «de calidad». La comisaría monfortina debería contar con 56 efectivos, pero en la actualidad solo hay 48 plazas cubiertas. Las ocho restantes desaparecieron paulatinamente en los últimos años como consecuencia de bajas y traslados que no llegaron a cubrirse.

A raíz de que trascendiese el cierre de la oficina nocturna de denuncias, el alcalde anunció que el pleno debatirá una declaración para que la Dirección General de la Policía cubra las plazas vacantes. «En Monforte non podemos baixar a garda en temas de seguridade e que se deixen de prestar servizos aos cidadáns», manifestó José Tomé tras la presentación de la propuesta.

BNG y Esperta avanzan su apoyo a la declaración para que Interior cubra todas las plazas

El alcalde dio a conocer a los portavoces municipales el contenido de la declaración contra la pérdida de servicios de la comisaría de Monforte que se debatirá el lunes en el pleno. Va dirigida a la Dirección General de la Policía y a la Subdelegación del Gobierno en Lugo, y reclama además la cobertura «de forma íntegra» del cuadro de personal, que en la actualidad tiene ocho plazas sin cubrir. Tomé ya trasladó al comisario y al propio subdelegado su rechazo al cierre de la oficina nocturna de denuncias de la policía.

El texto incluido en el orden del día del pleno fue presentado en la comisión informativa previa, en la que los partidos de la oposición se reservan sistemáticamente el sentido de su voto. También en esta ocasión optaron por abstenerse, aunque las representantes del BNG y Esperta Monforte dejaron claro que se trata de un mero formalismo. Ambas avanzaron a Tomé que apoyarán la declaración en la sesión plenaria. «É certo que de noite había poucas denuncias, pero non deixa de ser un servizo que se vai deixar de prestar na comisaría», apunta el alcalde.

Tomé indicó, por otro lado, que se mantienen los contactos los técnicos del Ministerio del Interior para decidir sobre la ubicación de la nueva comisaría. La opción del inmueble municipal de la calle Duquesa de Alba parece haber quedado descartada en favor del aprovechamiento con ese fin de la antigua casa de socorro, próxima a la ubicación actual de la policía. La Xunta de Galicia formalizó recientemente la cesión al Ayuntamiento de ese edificio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La comisaría pasa una noche sin patrullas por escasez de personal