Muy gallega y también actual, por la instrumentación. Así definían los integrantes del grupo Brigancia la música que hacían. Formado en Ribas de Sil, era uno de los cuatro seleccionados por el Ayuntamiento de Monforte para la primera edición de su certamen de conciertos de grupos musicales de la comarca.

Brigancia había nacido de las clases de música impartidas en San Clodio por la asociación cultural A Moá y se habían subido por primera vez a un escenario en marzo de 1989 en un concierto de recogida de fondos para una excursión de los estudiantes del instituto de Quiroga. Después de aquel primer concierto vendrían otros en A Fonsagrada, Castroverde o Carril, en festivales de música folk con concurso incluido en los que curiosamente quedaron en todos los casos en segundo lugar. Aquel mes de marzo de 1991, los componentes de Brigancia trabajaban en su primer disco.

En una información publicada por este diario el 24 de marzo de 1991, en las vísperas de aquel concierto organizado por el Ayuntamiento de Monforte, los integrantes de Brigancia definían así lo que hacían: «A nosa música é moi galega pero ao mesmo tempo moi actual, non só pola instrumentación empregada, senón tamén polas ideas dos seus membros, que reflicten dun modo moi particular nas súas cancións».

Cuatro jóvenes músicos

Los músicos de Brigancia eran Beatriz Trincado, que entonces tenía 17 años y se encargaba de los teclados, las flautas y la gaita gallega e irlandesa; José Trincado Rodríguez, de 22 años, a la guitarra y la mandolina; Emilio González Guntiñas, de 39, al bajo, guitarra y teclados; y Roberto Castro, de 18, que tocaba la guitarra, la batería, el violín y la mandolina.

Si le suena a usted de algo este último nombre, es probablemente porque Roberto Castro sigue saliendo el periódico de vez en cuando. En ocasiones porque forma parte desde hace años del gobierno municipal de Ribas de Sil. En 1991 acaba de estrenar mayoría de edad, pero poco después empezó a presentarse a las elecciones municipales en la candidatura del PSOE. Pero también es conocido como integrante de un grupo musical. O más bien de varios grupos.

Fue el creador de la banda de música folk de Ribas de Sil, que tuvo su recorrido a finales de los años noventa. Concejal en el Ayuntamiento de Ribas de Sil e integrante de su gobierno local desde hace cuatro mandatos, Roberto Castro es también el impulsor del grupo de música folk formado el año pasado en San Clodio con jóvenes estudiantes de música que actúa de forma gratuita allá donde lo llamen, siempre que se trate de festivales organizados con algún fin solidario. La semilla que dejó Brigancia sigue viva.

Mister Hady Roquero

En cuanto a los grupos que iban a compartir escenario con Brigancia en aquel primer festival de Monforte, eran Mister Hady Roquero, liderado por un profesor de educación física y con antiguos componentes del grupo ourensano Lancelot; Botellín; y El Frente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Brigancia, el germen del alma folk de Ribas de Sil