Un nudo logístico que nunca llegó a plasmarse en los planes de Bruselas

El corredor de mercancías que iba a compensar a Monforte por quedarse sin alta velocidad pasará por Salamanca


monforte / la voz

En septiembre del 2010, la CEL saludaba como una gran noticia para la provincia la confirmación de los planes de Fomento para el transporte ferroviario de mercancías. El mapa diseñado por el ministerio en la etapa de José Blanco incluía a Monforte como nudo logístico, junto con A Coruña y Vigo. La euforia de los empresarios lucenses parecía justificada. La estación de tren monfortina estaba llamada a ser la entrada a Galicia del corredor ferroviario europeo para el transporte de mercancías. Solo faltaba plasmar la propuesta en los mapas de la Comisión Europea, pero eso nunca llegó a suceder.

Algo debía temerse el anterior alcalde, Severino Rodríguez, cuando en octubre del 2011 pedía un pacto de todos los partidos para evitar que se esfumase la entrada en la red transeuropea. Pero dos años después, tras una entrevista con la entonces eurodiputada del BNG Ana Miranda, anunciaba que Bruselas integraría en el corredor ferroviario el mapa de Fomento. Nada más lejos de la realidad. El corredor atlántico llegará a Oporto por la línea Valladolid-Salamanca, la única que recibirá fondos comunitarios de transportes para adaptar la vía al ancho europeo.

Monforte tendrá que buscar otras líneas de financiación si quiere conectar en ese ancho de vía con la línea europea por la línea Ponferrada- León-Palencia. Es la alternativa en la que trabaja el Eixo Atlántico, aunque de momento ni siquiera tiene interlocutores en Madrid. El actual alcalde, José Tomé, carga las tintas en la desidia del PP, pero Blanco posiblemente también tenga mucho que contar en esta rocambolesca historia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Un nudo logístico que nunca llegó a plasmarse en los planes de Bruselas