Cemento para la «microautovía»

Toman cuerpo las obras de la A-56, pero solo en el tramo aislado de A Barrela

Las obras se centran estos días en la construcción de zapatas de cemento junto al río Bubaíño.
Las obras se centran estos días en la construcción de zapatas de cemento junto al río Bubaíño.

chantada / la voz

Ya se ve cemento en las obras de construcción de la autovía Ourense-Lugo, pero solo en A Barrela. Las obras retomadas este verano tras cinco años de parón avanzan y está en marcha la construcción del soporte que servirá de base para que la autovía supere el río Bubaíño. Eso sí, que nadie piense que esto supone el despegue definitivo del proyecto de comunicar por autovía las dos capitales de provincia del interior de Galicia, porque al actual ritmo inversor harían falta cinco años más para ver terminados solo los nueve kilómetros escasos del tramo que pasa por el municipio de Carballedo.

Está previsto que el Ministerio de Fomento gaste este año cinco millones de euros en estas obras. Hay otros seis prometidos para el 2016. Suficiente para mantener activas las obras, pero muy poco dinero para el proyecto en su conjunto. Este tramo de 8,8 kilómetros, denominado San Martiño-enlace de Barrela norte, supone solo la séptima parte de la longitud total prevista para esta autovía. Y no es ni el tramo inicial ni el final de la A-56, sino un trayecto aislado sin conexión a ninguna otra vía de alta capacidad, una especie de «microautovía» aislada entre carreteras convencionales.

No hay previsión de inversiones reales en los otros seis tramos en los que los técnicos de Fomento decidieron dividir en su día este proyecto. Para el año que viene aparecen algunas partidas de 10.000 euros para proyectos técnicos relacionados con estos otros tramos. Se trata probablemente de previsiones ficticias pensadas únicamente para mantener vivo el proyecto en los documentos oficiales. Entre el 2010 y este año, el ministerio presupuestó siete millones de euros en total para las obras del tramo de Carballedo, en previsiones sucesivas. Nunca llegaron a gastarse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cemento para la «microautovía»