«Hay mucha gente irresponsable que recoge setas sin precaución»


lugo/ la voz

Fernando De La Peña (Torbeo, Ribas de Sil, 1952) es naturalista y micólogo. Casado y con tres hijos reside en Monforte de Lemos desde hace más de 20 años. Tras vivir una temporada en Barcelona regresó a su Galicia natal. Aquí percibió que la gente no valoraba un recurso como son las setas, cuyo precio era más elevado que otras especies, tales como la carne de vacuno.

-¿Cómo empieza su contacto con la micología?

-Llegué de Barcelona y me di cuenta que los ciudadanos no aprovechaban el valor de las setas. Estaba convencido de que era algo que redondearía la economía doméstica. Por esta razón intenté hacer pública cada aparición para culturizar a la gente. Me planteé dar a conocer la riqueza existente de las setas en aquel entonces y que ahora, casualmente, ya no hay. Comienza así mi trabajo en el mundo de la micología.

-¿Cree que los gallegos fueron reacios a las setas?

-De forma tradicional Galicia fue una zona con temor a las setas y con odio. De ahí que existan nombres como «Pan de sapo» o «Pan de cobra». Sin embargo ahora Galicia es una de las regiones de España donde más gente sale al monte a recoger setas, con los beneficios y peligros que eso conlleva.

-¿La composición de setas es bastante sencilla. Están constituidas en más del 90% por agua pero algunas pueden causar la muerte, ¿a qué se debe?

-Como cualquier cosa en la naturaleza. Todo lo que son seres vivos sobre la tierra tienen como base el carbono y en su composición se le añaden distintas variedades. Las setas tienen vitaminas, sales minerales y metales. Con estos últimos hay que tener cuidado porque el organismo no los elimina fácil.

-¿Qué recomienda?

-No consumir la misma especie con frecuencia. Ir variando. Los ciudadanos tienen tendencia a pegarse atracones. Cuando sale una variedad de seta se empeñan en comer solo de esa y eso es un error porque los beneficios se saturan y después el organismo no va bien.

-¿Hasta qué punto observó comportamientos irresponsables en la gente a la hora de recoger o consumir setas?

-Hay mucha gente irresponsable. Muchas personas recogen setas a lo loco, sin precaución; solo se guían por referencias. No conocen, ni siquiera, el nombre y apellido de las mismas. La gente tiene que saber lo que coge y no vale salir por referencias. No puede dejarse guiar por los dichos y falsos mitos.

-¿Cuántas especies son potencialmente peligrosas en esta zona?

-La que más incidencia seria tiene es la amanita faloides. Es la que causa problemas. También las lepiotas pequeñas, son mortales. Últimamente aparecen especies de lepiotas grandes y aunque no son tan graves también causaron incidencias. Son similares al níscalo o robellón.

-¿Influye el cambio climático en las setas?

-Sí. Los que estamos en la naturaleza lo detectamos hace mucho tiempo. Las setas son muy sensibles al medio: temperatura, radiación solar... y cuando se altera eso no aparecen la mayoría o algunas determinadas.

-¿Hasta qué punto influyó en la Comunidad gallega ese cambio climático?

-En Galicia había setas durante todo el año. En las zonas de mayor influencia, y en las que yo actúo, existen lugares en los que desaparecieron más del 70% de especies de setas debido al cambio climático. Hablamos aquí de todo tipo de setas, comestibles y no comestibles. La desaparición ha sido tal que en los últimos años, en otoño, se llegaron a anular certámenes.

«Al salir al monte no podemos dejarnos llevar por falsos mitos»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Hay mucha gente irresponsable que recoge setas sin precaución»