El CCU podría disolverse por la falta de candidatos a dirigirlo

La junta actual sigue pese a que su mandato acabó hace seis meses

Los fuegos artificiales de las fiestas del año pasado, vistos desde el puente viejo.
Los fuegos artificiales de las fiestas del año pasado, vistos desde el puente viejo.

monforte / la voz

Podría decirse que el Centro Comercial Urbano atraviesa un momento dulce. En lo político, está libre de los encontronazos con el gobierno municipal que fueron habituales en otras etapas. Tampoco se vislumbran mayores problemas en lo estrictamente profesional. El número de establecimientos asociados se mantiene, las actividades veraniegas fueron muy bien valoradas y la asociación de comerciantes vuelve a disponer de un gerente. Pese a ello, el CCU podría estar a un paso de la disolución por la falta de relevo en la directiva.

Fuentes de la junta que preside María José Senra confirmaron que es muy posible que antes de final de año se convoque una asamblea extraordinaria para decidir «qué se hace con la asociación». La actual junta directiva lleva medio año en situación de provisionalidad. Su mandato finalizó en marzo y no hay visos de que vaya a celebrarse una convocatoria electoral.

De los contactos que mantuvieron con otros comerciantes, se desprende que no se presentaría candidatura alguna. «Vamos a poner un último plazo, y si no se postula nadie la asociación se extinguirá. Nosotros ya hicimos un esfuerzo para que no se perdiesen las ayudas», señala uno de los integrantes de la directiva.

La modificación de los estatutos no sirvió para animar a otros comerciantes

Hasta hace poco, las candidaturas para dirigir el CCU debían estar formadas por once personas. El pasado mes de junio, la Consellería de Traballo e Benestar aprobó, a instancias de la asociación monfortina, una modificación de los estatutos que revisaba a la baja esa exigencia. En estos momentos, se puede aspirar a la presidencia del CCU al frente de una lista con otros cinco integrantes. Sus actuales responsables querían facilitar así un relevo que finalmente no se produjo.

Casi todos los presidentes anteriores de la asociación se vieron forzados a prorrogar su mandato más allá de lo previsto por falta de aspirantes a sustituirlos. Ovidio Pérez se vio en esa situación, y también su sustituto, Guillermo Rodríguez. «La idea era seguir solo unos meses y me dieron cuatro años de propina», recuerda este exconcejal.

La historia se repite

El relevo de Guillermo Rodríguez precisó de varias asambleas, al no haber candidatos. En febrero del 2009, por fin se aprobó una única lista encabezada por Germán Vázquez. Tres años después, fueron dos las candidaturas que optaron a sustituirle. La de la actual presidenta, María José Senra, y otra liderada por Ramón López. Los actuales responsables del CCU no están por la labor de prorrogar más allá de este año su mandato. «Esto es trabajoso y poco agradecido. Todo el mundo tiene que hacer en su negocio», dice un exdirectivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El CCU podría disolverse por la falta de candidatos a dirigirlo