monforte / la voz

En la parroquia monfortina de San Xoán de Tor se encuentra una de las mejores muestras de arquitectura palaciega rural del sur lucense y de las mejor conservadas en toda Galicia. El pazo de Tor, cuyos orígenes datan del siglo XV, tiene una larga y compleja historia que pasa por la revuelta irmandiña y la guerra napoleónica. Cedido a la Diputación por su última propietaria, María de la Paz Taboada de Andrés y Zúñiga, está convertido desde el 2006 en un museo.

El recorrido que se ofrece a los visitantes del museo pasa por una larga serie de estancias con mobiliario de época y muchos otros elementos de interés. Tras franquear la entrada principal la primera parada es en el Salón de Armas, en el que se muestran desde armaduras del siglo XVI hasta bayonetas usadas en la guerra de Cuba y una curiosa litera del siglo XVIII para el transporte de personas, acarreada por mulos. Desde esta sala se accede a un Cuarto de baño con mobiliario del siglo XIX.

La siguiente estancia es el Cuarto de Invitados, de reducido tamaño y con un escritorio abatible al pie de la ventana. De ahí pasamos al Cuarto del Obispo, en el que destacan una típica cama gallega en castaño y varias antiguas casullas. La ruta sigue por el Salón Norte, que contiene una colección de retratos de antiguos dueños del pazo y un conjunto de antiguos abanicos y relicarios. De este salón pasamos a otro Cuarto de Invitados con una cama en forma de góndola que fue ocupado muchas veces por el poeta Uxío Novoneyra, amigo de la familia.

Capilla y despacho

A continuación pasamos a la Capilla del pazo, con un valioso retablo del siglo XVIII y pinturas murales del célebre pintor de Castinande, y al Despacho, donde se conservan diversos libros antiguos -uno de ellos impreso en 1520- y piezas de loza de Sargadelos del siglo XIX.

La ruta prosigue por el Salón de Juegos, en el que destaca una mesa francesa de billar del siglo XIX con bolas de marfil y hierro, y el Cuarto de la Señora, con una soberbia cama de madera de cerezo de estilo mallorquín.

Por una puerta de servicio se accede a un dormitorio infantil y al Cuarto del Ama de Cría, donde un armario guarda una serie de antiguos utensilios, como husos para hilar y planchas de carbón. Más adelante pasamos por el Salón del Mediodía, el más cálido del pazo, con un hermoso mobiliario de estilo isabelino, un piano de finales del siglo XVIII y un pianoforte de 1831. Desde esta sala pasamos al Dormitorio Principal, presidido por una gran cama desmontable del siglo XVII.

El siguiente paso es el Cuarto de Estar, con antiguos muebles y varios cuadros y grabados. De ahí se pasa a través de un corredor en el que hay un interesante mobiliario a un Comedor donde se expone un ejemplar del histórico mapa de Galicia de Domingo Fontán. Por el corredor se llega también a un Comedor Principal, que encierra una colección de 167 piezas de antigua loza de Sargadelos.

En esta sala termina el recorrido por el interior del pazo. A continuación hay que visitar otras dependencias situadas en edificios anexos. La primera es una Fragua en la que se reparaban y fabricaban aperos de labranza y utensilios domésticos. Seguidamente hay una Caballeriza que guarda una colección de antiguos carruajes. Es un espacio secundario se expone una colección de sillas de montar para caballos y mulos. La ruta termina en la sala de Guarnicionería, con una exposición de albardas, alforjas y aperos usados en trabajos agrícolas en los que intervenían las caballerías.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Un recorrido por las antiguas estancias del pazo de Tor