«Los cachorros lloraban en el río»

Miguel Cabana
miguel cabana LUGO / LA VOZ

LEMOS

Dos pescadores rescataron a los perros que su propietaria lanzó al cauce en la comarca de Sarria

23 jul 2015 . Actualizado a las 13:14 h.

«Íbamos pescando por dentro del río mi compañero y yo, con los badeadores, haciendo poco ruido para no espantar la pesca. Y de repente vemos que se acerca al río una mujer con un saco de papel y lo lanza. Nada más caer al agua empezaron a llorar los cachorros de perro que iban dentro. Nos dimos cuenta al momento de qué se trataba: la mujer no se había percatado de que nosotros estábamos en el río y lanzó una camada de cachorros al agua para ahogarlos».

Los dos jóvenes pescadores lucenses y conocidos deportistas prefieren no dar sus nombres y no desvelar tampoco el lugar de la comarca de Sarria donde pescaban, para evitar que la propietaria de los perros se vea envuelta en un grave problema judicial. Porque desde el pasado día 1, el maltrato animal ya no es una falta, sino un delito penado incluso con cárcel y que al menos la llevaría directamente al banquillo.

Escapó al ser descubierta

«Le gritamos para que volviese a recoger los perros, pero ni caso. Se marchó aún más rápido apurando el paso y alejándose del río. Mi compañero se apresuró a coger el saco antes de que se lo llevase la corriente y lo sacamos fuera del río. Abrimos el saco de papel y contamos hasta doce pequeños cachorros de perro, que aún no tenían los ojos abiertos y tendrían aproximadamente un día. Llamamos a la Guardia Civil al 062, y nos pidieron que avisásemos al 112 porque ellos coordinaban el operativo. Asi lo hicimos y nos pusieron en contaco con la Policía Local de Sarria, que se encargó de llamar a la protectora de animales y pedirnos que nos acercásemos a un camino para entregar los cacharros», contaron los dos jóvenes pescadores.

Los recogió la protectora

Pero no terminaron ahí sus peripecias, porque el saco de papel se había mojado y durante el camino hacia el lugar donde les había citado la protectora para la recogida, el saco se rompió. «Así que tuvimos que utilizar nuestros cestos de pesca, que en ese momento estaban aún vacíos, y repartimos los perritos en los dos cestos para poder transportarlos hasta que encontramos una caja. Eran las tres y media de la tarde. El coche de la protectora de Lugo llegó al lugar en menos de una hora, aunque no era un sitio fácil de encontrar. Fueron muy profesionales. Se encargaron de recoger los cacharros y todo acabó tan felizmente que decidimos volver al río y seguir disfrutando de la jornada de pesca en aquel lugar donde salvamos de morir ahogados a doce preciosos cachorros».Así contaban ayer los dos jóvenes la triste situación vivida el día anterior, con final feliz.

DE 6 A 18 MESES DE CÁRCEL PARA LA MUJER QUE TIRÓ LOS PERROS AL AGUA SI LA LOCALIZAN

La reforma del Código Penal que entró en vigor el pasado día uno de julio es muy contundente con el maltrato animal, siguiendo el sentir de la sociedad actual.

El maltrato de los animales ha dejado de ser una falta y es directamente un delito que va a juicio oral. Si el maltrato acaba en resultado de muerte, la pena oscila entre los seis y los 18 meses de cárcel. Además, el autor de los hechos puede verse perjudicado si el juez aprecia agravantes, como por ejemplo ser reincidente o hacerlo delante de un menor. Y además de la pena de cárcel y multa, puede verse privado entre 2 y 4 años para ejercer una profesión que tenga que ver con los animales. Es decir, podría quedar literalmente inhabilitado para ejercer como ganadero, si viviese de ello.

Es decir, si los pescadores que vieron a la mujer tirando los perros la denunciasen -cosa que no van a hacer- ella tendría un serio problema judicial con el actual código penal en la mano.